Aveiro invita a fortalecer el binomio España-Portugal en el 'Eje Atlántico'

diariopalentino.es
-

El puerto luso advierte de que esta 'autopista logística' será competitiva si los territorios españoles y portugueses «se miran» y aprovechan las oportunidades que se generan

Aveiro invita a fortalecer el binomio España-Portugal en el ‘Eje Atlántico’ - Foto: DP

Isabel Moura se metió ayer al cuerpo un buen puñado de kilómetros para lanzar en Villamuriel de Cerrato un mensaje: Castilla y León debe mirar a Portugal, lo mismo que nuestros vecinos lusos ya lo hacen.
La directora de Desarrollo de Negocio del Puerto de Aveiro afirmó que el Eje Atlántico será una realidad, y de verdad será competitivo, si la «cooperación entre España y Portugal, entre Castilla y León y Aveiro o Leixoes (Matosinhos), va a más».
Moura repitió en varias ocasiones la misma idea, durante su participación en la tarde de ayer en la mesa redonda que abría el Simposio Logístico de Villamuriel de Cerrato: el Eje Atlántico no ha de ser concebido como una autopista, como una infraestructura donde un barco lleva un mercancía, la descarga, y vía ferrocarril o carretera , llega a su destino (o viceversa). «Hay que tener en cuenta las nuevas tecnologías», señaló en varias ocasiones, para poner de relieve la necesidad de la interoperatividad de un Eje donde el sistema electrónico integrado«es fundamental». Moura echó la vista atrás y dio algunos detalles del arranque del proyecto de Aveiro y el papel vital que jugó Salamanca. Precisamente desde Salamanca llegó Pablo Hoya, gerente de la Plataforma Logística de Salamanca (Zaldesa).
«Somos una plataforma de interior abierta a cualquier entrada», apuntó, antes de concretar lo que en su opinión es la mayor ventaja con la que cuenta el Eje Atlántico respecto a otros. «Contamos con la red de carreteras y la red ferroviaria, algo esencial», afirmó.
Aludió a la visión estratégica de Salamanca en su momento, que miró a Aveiro y Leixoes. «Avanzamos, dimos ese paso y estamos llegando a acuerdos y muy importantes», expuso y redundó en la idea expuesta minutos antes por Isabel Moura. «Hay que cuidar las relaciones con los puertos portugueses».
Otra visión del Eje, desde la perspectiva de un puerto de la Cornisa Cantábrica fue la que dio Pablo Fernández (Puerto de Gijón). «La ventaja que podemos ofrecer está en las conexiones con Francia, Inglaterra o Irlanda, en términos de coste por kilómetro», al tiempo que no dejó cerrada ninguna puerta a establecer acuerdos que permitan diversificar tráficos en un momento en el que algunos sectores estratégicos han ido a la baja. Gijón, de momento, asienta su negocio en los graneles y trata de abrirse paso en contenedores.