Peugeot amplía su gama cero emisiones

SPC-Agencias
-

La marca francesa propone la e-Boxer en el segmento de las furgonetas con una excelente autonomía

Peugeot amplía su gama cero emisiones

La marca automovilística francesa Peugeot ha presentado la versión cien por cien eléctrica de su vehículo comercial Boxer, denominada Peugeot e-Boxer, una furgoneta con dos niveles de autonomía de hasta 340 kilómetros.
Con más de 1,25 millones de vehículos producidos y comercializados en 110 países desde su lanzamiento en 1994, el Peugeot Boxer propone una nueva oferta en el segmento de las furgonetas con la etiqueta ECO de la Dirección General de Tráfico.
Ofrece dos niveles de autonomía con hasta 340 kilómetros en ciclo de homologación WLTP, dos capacidades de batería, 37 kWh y 70 kWh, cuatro longitudes y tres alturas, una carga útil hasta 1.890 kilogramos, según las distintas versiones, y un volumen de carga idéntico al de la versión térmica, hasta 17 metros cúbicos.
Todo ello sin renunciar ni a las prestaciones útiles, ni a la modularidad, ni a las transformaciones especícas para los clientes profesionales, el Peugeot e-Boxer permite también el acceso, sin restricciones, al centro de las ciudades.
La versión actual del vehículo, que fue lanzada en 2014, supera las 400.000 unidades comercializadas y se encuentra actualizada a las normas europeas, con una gama adaptada a los usos específicos de los profesionales.
El espacio para la recarga (en lugar de la boca donde solía estar  depósito de combustible) se sitúa en el lado izquierdo, más cerca de la puerta del conductor.
En el interior, el salpicadero elegante y funcional cuenta con numerosos huecos para guardar objetos e incluye, en lugar de la caja de cambios, tres botones para seleccionar el modo de conducción.
El e-Boxer ofrece una motorización con una potencia máxima de 122 caballos y un par máximo de 260 Nm disponible desde el arranque para una reactividad inmediata, sin vibraciones, sin ruido, sin cambio de velocidades, sin olores y sin emisiones de CO2.
La cadena de tracción cuenta con un recuperador de energía, que actúa tanto al soltar el pedal del acelerador como al frenar. La velocidad máxima está limitada electrónicamente a 110 km/h (y 90 km/h para las versiones de cuatro toneladas).
El vehículo combina unas dimensiones exteriores compactas con la máxima capacidad de carga, con las baterías implantadas bajo el piso, de modo que no influyen en el volumen. Esto también favorece la rigidez y beneficia el agrado de conducción como en las versiones térmicas gracias a un reparto de pesos óptimo.
Dispone de navegador, cámara de visión trasera, alerta de cambio involuntario de carril, reconocimiento de las señales de velocidad y prohibición, sistema de vigilancia del ángulo muerto, regulador-limitador de velocidad y luces?ópticas DRL de LED.