Carcedo apuesta por mantener los servicios en el territorio

ICAL
-

La ministra de Sanidad en funciones admite durante su visita a Saldaña que no hay «remedios mágicos» para la falta de profesionales y apuesta por unir jubilaciones e incorporaciones

Carcedo apuesta por mantener los servicios en el territorio - Foto: Bragimo

La ministra de Sanidad en funciones, María Luisa Carcedo, manifestó ayer, en su visita a la Feria de la Alubia en la localidad de Saldaña, que «el secreto» frente a la despoblación es el mantenimiento de los servicios en el territorio, y añadió que los ciudadanos que viven en el medio rural «tienen que sentir la actividad económica y los servicios públicos desde su mantenimiento para que sean garantes y efectivos».
En un acto de la precampaña de las elecciones generales del 10 de noviembre, Carcedo mostró su preocupación ante el problema de la despoblación, el cual «está provocando unos graves desequilibrios territoriales, con zonas casi desiertas», y añadió que, por ello, se ha creado el Comisionado para el Reto Demográfico con el fin de «analizar específicamente la situación y establecer unas líneas de     actuación».
En relación a la falta de especialistas en la Comunidad, subrayó que el Gobierno central «ha aumentado el número de unidades de formación en un 15 por ciento, además de incrementar la medicina de familia y comunitaria, al ser las especialidades que más déficit acumulan». Y es que «no hay remedios mágicos», sino lograr juntar la jubilación con las nuevas incorporaciones y formaciones de profesionales, apostilló.
En el ámbito sanitario y social, Carcedo aseguró que en los meses de Ejecutivo socialista, se han puesto en marcha «todas aquellas medidas que ha permitido la situación heredada, con unos presupuestos procedentes del Gobierno anterior», aunque recordó que muchos proyectos «han sido rechazados y por ello se llevan a cabo nuevas elecciones».
De esta forma, remarcó la puesta en marcha de medidas que «venían a solventar recortes llevados a cabo por la derecha durante varios años, en especial los copagos de los pensionistas». Tal es así que el PSOE quería iniciar la «reversión de los mismos a partir de su eliminación en todas aquellas pensiones por debajo de los 12.000 euros al año», puntualizó.