ARPA presta apoyo a 260 personas con sus programas

Laura Burón
-

La Asociación de Alcohólicos Rehabilitados destaca la necesidad de la «formación preventiva sobre los riesgos del abuso» y se muestra preocupada por las causas y consecuencias del consumo entre los jóvenes

ARPA presta apoyo a 260 personas con sus programas - Foto: Sara Muniosguren

La Asociación de Alcohólicos Rehabilitados de Palencia (ARPA) organizó ayer la sexta edición de su carrera popular con la que pretende  dar visibilidad a este colectivo, entre cuyas funciones se encuentra «la formación preventiva sobre los riesgos que conlleva el uso y abuso del alcohol», como explicó su presidente, Francisco Blasco.
La lluvia y el frío deslucieron notablemente una prueba en la que se habían inscrito unas 500 personas, pero en la que tomaron parte bastantes menos, eso sí, desafiando el mal tiempo para recorrer los 2,5 kilómetros de un circuito urbano y luego  participar en otras actividades paralelas.
Antes del inicio de la prueba, el responsable de ARPA detalló que son 260 personas las que forman parte del tejido social de la asociación, entre los que hay personas en rehabilitación y familiares. «Las cifras de personas que acuden a nosotros tiene picos. Hay subidas y bajadas pero no sabemos las causas. Sí sabemos que tras cada campaña de sensibilización hay más demanda de nuestros servicios por parte de los familiares, ya que a los propios enfermos les cuesta más acudir a nosotros», señaló ayer Blasco.
ARPA presta apoyo a 260 personas con sus programasARPA presta apoyo a 260 personas con sus programas - Foto: Sara MuniosgurenSobre el perfil de personas que necesitan de su ayuda, afirmó que hay más hombres que mujeres y que ahora son más jóvenes. «Antes pedían ayuda más tarde y ahora son muchos los padres que se quieren formar e informar sobre los riesgos de las conductas de sus hijos y el problema de un consumo de alcohol desmesurado», recalcó el presidente de ARPA.
En este sentido, aseguró que están preocupados por  «las causas y consecuencias de esas concentraciones de jóvenes alrededor del alcohol y por los problemas que de ello se derivan» y explicó que «el alcohólico se hace, no nace. Cuando buscan los efectos que produce el alcohol se llega antes a la dependencia que por el uso social», aclaró.
 Y es que afirma que los jóvenes «se toman a la ligera» el consumo exagerado de alcohol, en parte porque la estructura social lo permite. «Hay mucha permisividad. Nosotros no hablamos de prohibiciones, sino que apostamos por la formación y la información. Exigimos que el alcohólico sea tratado como un enfermo, un adicto a una sustancia tóxica que puede provocar daños comparados a los del uso de los opiáceos» recalcó el presidente de ARPA, que añadió que los procesos de recaída son frecuentes. «Rehabilitarse es difícil, pero no imposible. Con constancia se puede continuar la vida sin alcohol», señaló.

El Día Sin Alcohol, el 15 de noviembre
El Día Mundial Sin Alcohol se celebra el próximo 15 de noviembre y con ese motivo, la Asociación de Alcohólicos Rehabilitados de Palencia, con más de 40 años de trayectoria, celebrará una nueva campaña de prevención en la plaza Mayor de la capital. Voluntarios y usuarios repartirán entre los palentinos folletos informativos sobre esta enfermedad y sobre los servicios que presta la asociación, que cuenta con un técnico que atiende a los adictos o los deriva al Sistema Público de Salud. 
Y es que ARPA firmó hace años un convenio de colaboración con el Sacyl por el que Atención Primaria informa de la existencia de la asociación y deriva allí a los pacientes en el momento en el que detecta la enfermedad. «Queremos que quienes nos necesitan sepan que prestamos labores de apoyo a enfermos y familiares y que les damos las claves del aprendizaje para aprender a vivir sin alcohol», señaló Francisco Blasco.



Las más vistas