scorecardresearch

Reto competitivo en los Alpes suizos

David del Olmo
-

Javier Urbón y Manolo Romero componen el Galletas Gullón-Deportes Manolo, que participará como equipo esta semana en la Swiss Epic

Reto competitivo en los Alpes suizos

Dos veteranos ciclistas palentinos participan esta semana en una gran prueba del calendario internacional de mountain bike, la Swiss Epic, competición por etapas que se celebra en los Alpes suizos y que pondrá a prueba la resistencia y la capacidad de trabajo colectivo de Javier Urbón y Francisco Manuel Romero.

Porque bajo el nombre del Galletas Gullón-Deportes Manolo, Javier yManolo formarán equipo en la prueba suiza que se desarrollará de martes a sábado en el cantón de Graubünden, más conocido internacionalmente por la estación de esquí de St. Moritz o la ciudad de Davos, por donde transitarán los 389 equipos inscritos.

Cada uno está formado por dos corredores, que deben completar las cinco etapas (327 km totales, con nada menos que 11.000 m de desnivel acumlado que irán haciendo mella en las piernas de los protagonistas.

Reto competitivo en los Alpes suizosReto competitivo en los Alpes suizosUN EQUIPO. Cada dúo de ciclistas debe afrontar el recorrido diario en pareja, sorteando las dificultades orográficas, climáticas y cualquier percance físico propio y del compañero, pues esa es la peculiaridad de la Swiss Epic, donde Manolo y Javier correrán juntos de nuevo (ya ganaron en 2017, con Josemi Gallo, la desaparecida San Sebastián-Barcelona).

En palabras de Manolo, «ir con Javi no es solo la competición, es disfrutar con un amigo. Es una prueba importante, a nivel UCI, con gente que ha estado en los Juegos. Estaremos en la categoría Grand Masters, para mayores de 50 años [ambos nacieron en 1966]. Compiten profesionales, pero cada corredor tiene su aliciente».

Javier habla de «supervivencia día a día. Cada día te subes lo que podría ser un Everest, los 3.000 metros de desnivel que tiene desde el campo base hasta la cima, pero aquí en bicicleta. Y bajadas bastante técnicas, que nos encantan». Él sufrió «hace mes y medio una fractura de clavícula y no he podido entrenar hasta hace poco. Me dejaré guiar por Manolo que, además, es un gran mecánico, lo que es un privilegio y me hace ir superseguro».