Estudiantes de hoy, científicos del futuro

Esther Marín
-

Quince alumnos palentinos han logrado una plaza para el Congreso Investiga I+D+i, donde han compartido sus conocimientos y trabajos con científicos profesionales

Estudiantes de hoy, científicos del futuro


Fomentar en los estudiantes el interés por la investigación, la innovación, la ciencia y la tecnología, como forma de aumentar la motivación hacia sus estudios futuros. Ese es uno de los principales objetivos en los que se centra el programa Investiga I+D+i, en el que han tenido el privilegio de participar un grupo de alumnos palentinos. Se trata de la novena edición de un proyecto que ha facilitado una aproximación desde el colegio al mundo de la ciencia y la tecnología a miles de jóvenes de toda España, entre ellos de varios centros palentinos y a lo largo de varias ediciones, pues la representación local siempre ha sido destacada.
Este curso han sido 7.200 jóvenes de 16 años de colegios e institutos de toda España los que se han acercado a la investigación, al objeto además de dotarles de un mayor número de herramientas que les ayuden a la toma de decisiones en cuanto a las opciones de Bachillerato y de la posterior carrera universitaria que desean elegir. Durante todo el curso, los estudiantes comprometidos con el programa han investigado sobre el tema elegido por ellos, de entre los cinco propuestos. Finalmente, los profesores responsables de cada centro docente enviaron a la organización un trabajo por cada tema, para su evaluación por los diferentes expertos.

Estudiantes de hoy, científicos del futuro
Estudiantes de hoy, científicos del futuro - Foto:
De todos ellos, tres centros palentinos se incluyeron entre los  mejor evaluados, por lo que quince alumnos palentinos han tenido la oportunidad de disfrutar de la siguiente fase: el Congreso Iberdrola Investiga I+D+i. El colegio Blanca de Castilla, el IES Alonso Berruguete y el IESVictorio Macho han estado representados en este evento -organizado por la Fundación San Patricio en colaboración con el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC)-, en el que los estudiantes han compartido sus conocimientos con científicos profesionales y han tenido la oportunidad de conocer más de cerca la importancia de su trabajo. Las cinco áreas temáticas en las que se ha dividido el congreso han sido: diagnóstico y terapia génica, movilidad eléctrica, búsqueda de recursos extraterrestres, nanotecnología para los retos energéticos y medioambientales y tecnología blockchain.
trabajos. David Ramos, del IES Alonso Berruguete, ha basado su trabajo «en una reflexión sobre la integración de la naturaleza con el avance de las nuevas tecnologías», replanteándose si es bueno llegar a curar tantas enfermedades o «si lo realmente importante es disfrutar lo vivido y que los nuevos avances vayan en dirección a ayudar a la naturaleza a seguir sus procesos y no a sustituirlos por otros artificiales». Su compañero Ginés Pérez ha realizado un trabajo en el que se planteaba el vehículo eléctrico como solución al problema de la irregularidad en la obtención de energías renovables. Su conclusión, que «la descarbonización pasa por las energías renovables, y estas a su vez, por la movilidad eléctrica; la solución limpia y eficaz al problema de nuestro planeta».
Jacobo Cacharro se ha centrado en la búsqueda de recursos extraterrestres. «He tocado la minería espacial, su financiación y legislación, además de cuestiones relacionadas con el tema como la astrobiología o la colonización de otros planetas y asteroides», dice. Rocío Díaz, ha explicado las aplicaciones cotidianas de la tecnología blockchain, para concluir que «en un futuro estará muy presente en nuestras vidas». Por su parte, Adrián Mediavilla cree que su participación en el programa «aparte de mejorar nuestra capacidad de síntesis y el trabajo en equipo, nos ha ayudado a tener una visión más amplia de la ciencia y como motivación a la investigación en estudios superiores».
Estudiantes de hoy, científicos del futuro
Estudiantes de hoy, científicos del futuro - Foto:
Del IESVictorio Macho han participado Marina Muñoz, que ha basado su trabajo en la terapia génica aplicada a la fibrosis quística. «Al ser una enfermedad monogénica recesiva resulta una candidata ideal para la aplicación de terapia génica». Alejandro Cermeño ha realizado un análisis exhaustivo sobre los problemas que conlleva la dependencia de nuestra sociedad del petróleo y del aumento de emisiones de CO2, así como de los avances en cuanto al uso actual y futuro de coches eléctricos.
Carla García se ha centrado en  la nanotecnología para los retos energéticos y medioambientales, para lo que ha analizado técnicas como la nanofabricación, el uso de baterías biodegradables y la filtración de agua utilizando nanotubos de carbono o mediante ósmosis y ósmosis inversa. Su compañero Adrián Álvarez se ha centrado en los recursos que escasean en la Tierra o que corren peligro de escasear, mientras que Mario Martínez ha entendido el Blockchain como un libro de contabilidad electrónico.
Víctor Cob, del Blanca de Castilla se ha centrado en la legislación sobre la tecnología  Blockchain, sus usos actuales y futuros, además de otros elementos de la cadena. Alba del Hoyo ha analizado diferentes métodos la terapia génica, la parte ética, la financiación  y su futuro, «ya que muchas enfermedades no dentro de mucho, solo se podrán curar con esta técnica».
Pablo García ha explicado en su análisis cuál es el funcionamiento de un coche eléctrico y cómo lograr un sistema de transporte sostenible que no contamine el medio ambiente. Diferentes maneras de obtener energía ha sido el tema de Marcos Burón, que ha hablado sobre el helio 3, un isótopo que se emplea como combustible; el viento solar, para conseguir mover naves y herramientas que puedan obtener energía; y la minería en asteroides. Para terminar, María Escudero se ha centrado en la eliminación de partículas contaminantes de los mares y océanos con técnicas desarrolladas con nanotecnología.