Una cuarta parte de los pueblos está en condiciones de responder a un incendio

diariopalentino.es
-
Espinosa de Cerrato, localidad donde arrancó el proyecto en marzo de 2013. - Foto: DP

Red Provincial. Completada la primera fase de actuación en la red de hidrantes con la unificación de las instalaciones en 38 localidades de la provincia

Uno de cada cuatro pueblos de la provincia está en condiciones de enfrentarse a un incendio con los medios adecuados o, por lo menos, con la seguridad de que cuenta con un punto de carga de agua localizado y adaptado a los vehículos de emergencia que permitirá aprovisionarlos para atender situaciones de emergencia.
Esa es la teoría y eso es lo que se puede concluir, tras haberse ejecutado la primera fase del Plan de Mejora de la Red de Hidrantes.
Un proyecto anunciado en marzo del año 2013 en Espinosa de Cerrato -donde se llevaron a cabo los primeros trabajos, sobre el terreno, por parte de efectivos del Parque de Baltanás-, y presentado oficialmente en septiembre del pasado año, con un diagnóstico ya debajo del brazo.
Ayer tocaba hacer balance del trabajo completado desde entonces. «Se han mejorado las condiciones de carga en 38 localidades de la provincia», señaló el diputado de Protección Civil, Gonzalo Mota, quien minutos después puso rumbo a Valdecañas de Cerrato donde se inspeccionaron los trabajos realizados. Una de las conclusiones del análisis-diagnóstico previo que realizó la Diputación es que las bocas de riego con rosca modelo Palencia no garantizaban en todos los núcleos el abastecimiento de un vehículo contra incendios, lo que hacía necesario adoptar un modelo estandarizado, Rosca Barcelona.
Lo presentado ayer en la capital es solo la primera fase de un plan provincial que prevé intervenciones en 45 municipios este año y otras 50 en 2015. Los 38 municipios en los que se ha intervenido cumplen con la condición primordial del plan de tener al menos un punto de carga en cada núcleo con suficiente presión y caudal para poder llenar un vehículo de 4.000 litros en un tiempo estimado «de cuatro a seis minutos», apostilló Mota.
En 9 de cada 10 localidades se han instalado nuevos hidrantes.
En la otra se ha procedido a una mejora de las instalaciones existentes.
Dicho punto de carga puede ser de la propia red de abastecimiento de agua o cualquier otra fuente accesible y capaz de suministrar el caudal requerido, tanques de uso agrícola, cauces de agua permanente o balsas de riego.

Lea la noticia ampliada en la edición de papel o en kiosko.diariopalentino.es

Valdecañas de Cerrato, lugar que se visitó ayer. DP
Valdecañas de Cerrato, lugar que se visitó ayer. - Foto: DP