22 meses de cárcel por una estafa familiar con tarjetas

ALBERTO ABASCAL
-

W.J.P.D., de nacionalidad peruana y extraditado desde Italia, asume casi dos años de prisión por un delito contra la salud pública por tráfico de drogas

22 meses de cárcel por una estafa familiar con tarjetas - Foto: Á“scar Navarro

Un hombre identificado como M.H.D. asumió hoy en la Audiencia Provincial una pena de 22 meses de cárcel como presunto responsable de un delito de estafa a dos tíos y un primo mediante tarjetas de crédito y cuentas con las que compraba en Internet o hacía operaciones en cajeros. 
Concretamente, el acuerdo de conformidad establece que el acusado asume, además del año y diez meses de reclusión, 810 euros de multa además de indemnizaciones de 40.000 euros en favor de sus tíos y 3.879 euros para su primo.
El Ministerio Público daba por probado que el acusado, M.H.D, guiado con el ánimo de enriquecerse con el patrimonio ajeno, entre el mes de noviembre de 2011 y junio de 2012, aprovechando la circunstancia de que residía en el domicilio de sus dos tíos, consiguió que estos accedieran a la formalización de varias tarjetas de crédito, débito o consumo que nunca llegaron a percibir por sustraerlas el acusado del servicio de correos.
También actuaba, siempre según el Fiscal, mediante la apertura de cuentas corrientes. De esta forma, utilizó las tarjetas y las cuentas mediante operaciones vía Internet y en cajeros automáticos para su uso exclusivo y personal. De esta forma, se hizo con objetos y dinero por importe global de más de 25.000 euros.  
Además, un primo del acusado, incitado por él constituyó una sociedad y M. H. D. consiguió acceder a los datos identificativos y de facturación de la entidad para facilitárselos a una compañía con el objetivo de contratar con ella una línea usada única y exclusivamente por él. El importe de las facturas ascendió a 3.879,62 euros.

 

DROGAS. Por otro lado, un hombre de nacionalidad peruana, W.J.P.D., que fue detenido en abril por la Interpol en Turín (Italia) y que fue extraditado a petición de la Audiencia Provincial de Palencia, asumió también hoy en el alto tribunal de la provincia un año y 10 meses de prisión y 2.000 euros de multa como autor responsable de un delito contra la salud pública. 
W.J.P.D. se encontraba en busca y captura desde mayo de 2015 después de que no compareciera a juicio en el alto tribunal de la provincia junto a otras siete personas, acusadas todas ellas de un delito contra la salud pública derivado del tráfico de estupefacientes. Esta causa penal se abrió en noviembre de 2012 cuando el Grupo de Estupefacientes del Cuerpo Nacional de Policía, en colaboración con la Guardia Civil, procedió a la desarticulación, tras siete meses de investigación, de un grupo que personas que se dedicaba a la venta de drogas en la capital palentina.