Un programa piloto busca mejores resultados en matemáticas

SPC
-
El consejero Fernando Rey (c), junto a sus directores generales Pilar González y Ángel Miguel Vega. - Foto: R. Valtero (Ical)

Un grupo de centros educativos ya ha implantado los nuevos métodos ABN y Singapur, que si funcionan se llevarán a todos los colegios de la Comunidad

La Consejería de Educación desarrolla un pilotaje en algunos centros de Primaria para mejorar los resultados de los alumnos en matemáticas con la implantación de los nuevos métodos de enseñanza ABN y Singapur. En función de los rendimientos obtenidos en estos colegios, la administración decidirá la implantación de las mejores metodologías en todas las aulas de la Comunidad. Además, se analiza la relación entre las emociones y las matemáticas porque influye en el aprendizaje y , por tanto, en los resultados escolares.
La directora general de Innovación y Equidad Educativa, María del Pilar González, reconoció que los resultados de Pisa en matemáticas son buenos, lo que se traduce en que los alumnos están entre los mejores de España y Europa. En todo caso, aseguró que el objetivo de la Junta es «mejorar» para obtener resultados «extraordinarios».
González consideró necesario analizar las metodologías innovadoras en la enseñanza de las matemáticas como ABN (Método del Algoritmo Basado en Números) y Singapur que están «muy en boga». De ahí que una serie de centros de Primaria analicen si los resultados mejoran con estos nuevos programas. «Si estas metodologías funcionan, el profesorado deberá implantarlas para que los alumnos aprendan más y mejor las matemáticas y facilitar que, cada vez, sea una materia que guste a los estudiantes», precisó.
Esta medida se incluye en el plan de mejora de resultados escolares de Castilla y León, que también recoge programas de atención a la diversidad, éxito educativos y otras como la mejora de los indicadores de promoción, titulación, repetición, tasas de idoneidad y de titulación en Bachillerato.
El director general de Política Educativa, Ángel Miguel Vega, explicó que el plan tiene una trayectoria importante. «Hemos ido incorporando nuevas metodologías y avanzando conceptualmente», declaró. En ese sentido, precisó que, en la actualidad, ya no se habla de notas y calificaciones sino de la educación por competencias.
Vega explicó, según declaraciones recogidas por la Agencia Ical, que cada centro educativo cuenta antes de diciembre de los resultados obtenidos en el curso anterior. Es decir, una foto fija que permite una comparación de ese colegio o instituto con años pasados pero también con la media provincial y regional. «A partir de ahí, el claustro hace su plan de mejora», dijo.
descenso de repetidores. Vega destacó el desncenso de alumnos repetidores. Frente al 9,1 por ciento que había en 4º de la ESO en el curso 2012-2013 se ha pasado al 6,6 por ciento en 2016-2017. Lo mismo ocurre en el resto de cursos.
El director general reconoció que «cuanto más exigente es un sistema, más repetición hay». En ese sentido, señaló que la Consejería siempre ha dicho que la repetición se utilizaba como una herramienta pedagógica, sin olvidar que es un «fracaso» del sistema.