Visibilidad para las mujeres artistas

DP
-
Visibilidad para las mujeres artistas - Foto: Eva Garrido

Alumnos de la Escuela Mariano Timón y el Conservatorio reivindican en una performance, enmarcada en un plan conjunto de mejora, el reconocimiento de la creación femenina

L a Escuela de Arte y Superior de Conservación y Restauración de Bienes Culturales Mariano Timón y el Conservatorio Profesional de Música salieron ayer a la calle en el marco de su plan de mejora titulado IgualArte: re-conocimiento de las mujeres creadoras, en el que trabajan desde el pasado mes de noviembre a propuesta del Centro de Formación e Innovación Educativa, que planteó la posibilidad de hacer algo conjunto en aspectos que les unen y que aportan mayor difusión a ambos centros. 
La performance que ayer rodeó la estatua de la Mujer se enmarca en el plan de mejora citado, cuyo objetivo es unir los mundos de la música y de las artes a través de la investigación, difusión e integración en los currículos de las diferentes asignaturas de la figura de la mujer creadora a través de los tiempos. «Como la figura de la mujer ha estado siempre en un segundo plano e incluso en los libros de texto no se las menciona, hemos querido incluirla en las programaciones didácticas para sacarlas del olvido. Se trata de dar visibilidad a la obra de mujeres artistas en general y palentinas en particular», explican desde los centros.
La actuación desarrollada ayer se planteó como llamada de atención ante los ciudadanos sobre el desconocimiento,  que se mantiene en el tiempo, del patrimonio artístico creado por mujeres. En la performance se involucró a dos voluntarias, que fueron entrevistadas  y que participaron después en un concurso cuyas preguntas fueron repartidas en sobres cerrados entre los presentes, todo envuelto por la música del grupo de cámara formado por alumnos del Conservatorio.
Alumnos de la Mariano Timón  recorrieron el trayecto entre la escuela y la estatua de la Mujer enmascarados. Portaban obras firmadas por creadoras que no siempre fueron reconocidas como correspondía y que colocaron en los caballetes que rodeaban el monumento. Unos pintaron esas obras  a la vez que otros trabajaron en piezas de joyería, ebanistería y textil. La Mariano Timón estuvo representada por alumnos de 2º de Bachillerato -Artes Escénicas, Cultura Audiovisual y Dibujo Artístico- y de 1º de Conservación y Restauración de Textiles, Joyería Artística -grado superior- y Ebanistería -grado superior-.
El alumnado del Conservatorio interpretó Quatuor á cordes, de Germain Tailleferre -cuarteto de cuerda compuesto por alumnos de 6º de Enseñanzas Profesionales-;  Ma première lettre, de Cecile Chaminade (1857-1944) -dúo de violín y piano de 2º de Enseñanzas Profesionales- y Romanza sin palabras, de Mel Bonis (1858-1937) -pianista de 6º de Enseñanzas Profesionales-.
El director provincial de Educación, Sabino Herrero Campo, valoró la iniciativa y calificó de «interesante» el plan de colaboración entre el Conservatorio y la Mariano Timón. La directora de esta, Aránzazu Rebollo Cruz, destacó la idea de «unir las artes» y Ana Estébanez Bueno, en representación del Conservatorio, señaló que es nececeario hacer estos trabajos porque «la igualdad de género tiene que llegar».