La biomasa abaratará la calefacción un 25% en 4.400 casas

C.H.S.
-
La biomasa abaratará la calefacción un 25% en 4.400 casas

La capital, elegida para un proyecto que rebajará en 20.000 toneladas los gases de efecto invernadero

Una de las metas que las ciudades deben acometer a corto y medio plazo es su sostenibilidad medioambiental, un objetivo poliédrico en el que destaca la toma de decisiones para minorar su huella ecológica a través de la reducción del CO2 que generan sus habitantes, edificios y empresas.
En esta línea, la capital contará en 2021 con una red de calor con biomasa y energía solar gracias al Proyecto Clima impulsado por el Ministerio de Transición Ecológica, que en la práctica supondrá un ahorro de hasta un 25% sobre el coste actual de calefacción y agua caliente sanitaria para el equivalente a 6.400 viviendas de la ciudad.
Palencia ha sido uno de los diez proyectos de district heating en entornos urbanos que promoverá la compañía DH Eco Energías, el cual implicará a vecinos y usuarios, pero también al Ayuntamiento y otras instituciones.
Según el proyecto, al que ha tenido acceso Diario Palentino, se estima que 4.400 viviendas residenciales pueden beneficiarse de la conexión a esta red de calor con biomasa y energía solar, así como unos 40 edificios públicos y privados que, en términos de consumo, equivalen a otras 2.000 viviendas.
Si tomamos como ejemplo una comunidad de 200 vecinos, con viviendas de una superficie media de 80 metros cuadrados y un consumo de gasóleo de 180.000 litros, el ahorro de conectarse a esta nueva red de calor pasa de 124.000 euros de media al año -incluido el mantenimiento y la reposición de piezas- a 98.500, por encima del 20%.
Así, según los cálculos que constan en el proyecto, el ahorro para cada uno de los 4.400 vecinos que se sumen al proyecto será de 128 euros el primer año, y de 1.460 euros anuales durante la primera década.
Además, las comunidades de vecinos se beneficiarían del ahorro en la reposición de equipos o la reforma de sus salas de calderas, en el mantenimiento -que pasa a ser centralizado- y en el consumo de energía eléctrica. 
Para la ciudad, la puesta en marcha de esta central supone la eliminación de 20.000 toneladas de gases de efecto invernadero, la eliminación de focos de contaminación y un control más eficiente del impacto ambiental. 
Asimismo, su puesta en marcha tendrá un impacto positivo en el empleo, ya que generará 30 puestos de trabajo permanentes y más de 70 durante la realización de las obras, según los cálculos de la empresa DH Eco Energías. 
El proyecto, en el que ya se está trabajando conjuntamente con el Ayuntamiento, contempla la constitución de una sociedad -Palencia ECO Energías- que será la encargada de liderar su desarrollo. Este año se deberá firmar el protocolo de actuación con el Ayuntamiento, en el que se deberán tomar decisiones como la adquisición de terrenos para la instalación de la central y la solicitud de licencias. En 2020 se realizaría la construcción de la primera fase, y en 2021, concluiría la segunda.