scorecardresearch

Disturbios en Irlanda del Norte por el futuro post-Brexit

Europa Press
-

La Policía llama a la calma tras una noche de altercados en que los manifestantes, exacerbados por la incertidumbre económica y las decisiones políticas del país, atacaron a agentes con artefactos explosivos e incendiaron automóviles

Disturbios en Irlanda del Norte por el futuro post-Brexit - Foto: Peter Morrison/PA Wire/dpa

El sexto día consecutivo de disturbios en Irlanda del Norte por las tensiones políticas y el futuro económico post-Brexit con el resto de Reino Unido se ha visto marcado por nuevos enfrentamientos entre manifestantes y la Policía, que ha recibido el lanzamiento de más de una treintena de cócteles molotov durante una escaramuza a las afueras de Belfast.

La tensión por la incertidumbre económica se ha visto retroalimentada por un suceso puntual que ha exacerbado los ánimos de la población unionista: la negativa de las autoridades a imputar a 24 políticos del histórico partido nacionalista Sinn Féin por acudir a un multitudinario funeral, el año pasado, del antiguo integrante del Ejército Republicano Irlandés (IRA) Bobby Strong, en plenas restricciones por el coronavirus.

Los disturbios del sábado se concentraron en la localidad de Newtownabbey donde, según el comandante del Área Norte de la Policía norirlandesa, Davy Beck, un grupo de entre 20 y 30 personas protagonizaron un fuerte enfrentamiento contra las fuerzas de seguridad, que se prolongó desde las 19.30 hasta las 22.30, y durante el que arrojaron una treintena de cócteles molotov al despliegue policial.

Asimismo, Beck ha confirmado que tres vehículos policiales fueron incendiados como consecuencia de estos lanzamientos, que describió como un "ataque orquestado" y que se ha saldado con la detención de un hombre de 47 años, según declaraciones recogidas por el Irish Times. Hay que recordar que los disturbios de la noche del viernes dejaron al menos 27 policías heridos en Belfast y Londonderry.

Las autoridades sospechan que detrás de estos ataques se encuentra una organización conocida como la Brigada del Sureste de Antrim, una escisión de las unionistas Asociaciones de Defensa del Úlster, e inicialmente un grupo paramilitar implicado en numerosas operaciones delictivas -la Policía norirlandesa ha efectuado recientemente algunas incautaciones de drogas en manos del grupo- que sigue gozando de gran respaldo popular.

Si bien los partidos unionistas han exigido la dimisión del jefe de Policía de Irlanda del Norte, Simon Byrne, también han condenado la violencia en las calles, como hizo este sábado la ministra principal norirlandesa, Arlene Foster. Por su parte, el Sinn Féin ha responsabilizado de los disturbios a la "retórica incendiaria" exhibida por la formación de la ministra, el Partido Unionista Democrático (DUP), por sus siglas en inglés, en palabras del diputado Gerry Kelly.