Aumenta la tensión entre Israel y Hamás en Gaza

EFE
-

El Ejército israelí bombardea la Franja y las instalaciones del movimiento islamista en respuesta a los cohetes lanzados por la milicia

Aumenta la tensión entre Israel y Hamás en Gaza - Foto: MOHAMMED SABER

Dos personas resultaron heridas en Israel, una de ellas de gravedad, por el impacto de dos cohetes lanzados desde Gaza en la escalada de violencia de hoy, cuando milicias palestinas han disparado desde esta mañana más de 150 proyectiles.
Los servicios de emergencia de Maguen David Adom (equivalente a la Cruz Roja) trataron en Kiryat Gat a una mujer de 50 años "herida de gravedad y con heridas de metralla en cabeza y miembros", que fue trasladada a un hospital, y en Ashkelon a un hombre de la misma edad, en situación moderada y estable, que también sufrió lesiones por las esquirlas de un proyectil.
Son los primeros heridos directos de los más de 150 cohetes que han disparado hoy las milicias palestinas contra Israel, donde las alarmas antiaéreas han sonado repetidamente en las comunidades periféricas a Gaza, pero también en la región central del país e incluso en la ciudad de Bet Shemesh, a unos 30 kilómetros al oeste de Jerusalén. Decenas de ellos han sido interceptados por el sistema de defensa Cúpula de Hierro, que no pudo impedir que dos cayeran en viviendas.
El Ejército israelí ha respondido hasta ahora con bombardeos sobre unos 30 objetivos de "las organizaciones terroristas Hamás y la Yihad Islámica palestina a lo largo de la franja de Gaza", incluidos cinco complejos militares usados para entrenamiento y fabricación de armas, y las fuerzas navales, indicó en un comunicado.
Por el momento, un miliciano de Hamás ha muerto y otras seis personas han resultado heridas en los bombardeos.
"El Ejército ve con gran gravedad cualquier intento de atacar a las comunidades israelíes. Las tropas están en alerta máxima y seguirán operando tanto como sea necesario", advirtió.
Además, el Cogat -organismo militar israelí encargado de gestionar la ocupación de los territorios- anunció el cierre de los pasos de personas y comerciales de Erez y Kerem Shalom entre Israel y Gaza, y de la zona de pesca del enclave.
Israel considera al movimiento islamista Hamás, con el control de Gaza, responsable de la violencia procedente de la franja, que ayer volvió a repuntar con la muerte de dos milicianos en bombardeos de represalia por un ataque con arma de fuego en el que se hirió a dos soldados israelíes. Además, dos palestinos murieron abatidos por las tropas apostadas en la línea fronteriza durante las protestas semanales.
Hamás aseguró hoy que la sangre de su gente "es una línea roja que no se puede cruzar" y las milicias de Saraya al Quds, el brazo armado de la Yihad Islámica, publicaron un vídeo en el que alertan a Israel de que se extenderá el alcance de los cohetes, incluidos la población de Ashdod, el aeropuerto internacional de Ben Gurion, Dimona (donde hay una planta nuclear) y la ciudad septentrional de Haifa.
Según el diario digital Ynet, Egipto trabaja para garantizar el alto el fuego, que avanzaba hacía una tregua de larga duración, pero por el momento los esfuerzos no han dado resultado.