Más dinero

Alberto Moreno
-

Hay varios proyectos impulsados por fondos de inversión o particulares que aspiran a alcanzar la Segunda B

Más dinero - Foto: Á“scar Navarro

«Hay proyectos muy interesantes y fuertes esta temporada», comentaba hace quince días Santi Sedano, exentrenador del Palencia Cristo Atlético, al preguntarle en la sala de prensa sobre la condición de favorito del Palencia Cristo Atlético para alcanzar el play-off.
Y tiene razón. En esta temporada hay varios clubes que gozan de presupuestos muy altos y con una importante inyección económica. El Zamora, al borde de la desaparición, fue salvado por un grupo inversor (de los que dan la cara y ponen dinero, no como los que se han asomado por aquí) la pasada temporada y está en proceso de conversión en SAD. La Segoviana también se plantea ser Sociedad Anónima Deportiva, algo que lo lleva siendo desde hace años el Real Ávila, con capital madrileño. Arandina y Astorga mantienen sus altos presupuestos en busca de recuperar la Segunda División B. Luego están los filiales, cuyo presupuesto  no se sabe con exactitud, pero se supone que es elevado. Por ejemplo, el Numancia B fichó a AdriánHerrera, que se desvinculó del Valladolid. La Cultural y su filial viven principalmente del dinero que aporta la Academia Aspire de Qatar.
El Salamanca UDS, cuyo accionariado mayoritario es mexicano, refuerza a su filial con jóvenes jugadores de ese país con ficha profesional. 
El Burgos Promesas 2000, hasta ahora club de marcado símbolo de cantera, se ha lanzado al ruedo con fichajes de entidad y dinero, apoyados por el San Pablo Burgos de la liga ACB de baloncesto. Euros por todos lados, salvo aquí.