El primer trimestre del año fue uno de los más secos

Rubén Abad
-
El primer trimestre del año fue uno de los más secos - Foto: Eva Garrido

Se registraron 49,3 litros en las instalaciones de Mariano Bustillo en Astudillo. La temperatura media de marzo ascendió a 8,4 grados, dos más que en 2017

Los apenas 49,3 litros de precipitaciones que se registraron durante los meses de enero, febrero y marzo en el observatorio meteorológico de Carralobo, radicado en Astudillo, sitúan al primer trimestre de 2019 como uno de los más secos de las últimas tres décadas, según el informe de Mariano Bustillo, responsable de la instalación.
Por meses, febrero fue el más seco, con 4,8 litros, frente a los 37,6 del ejercicio anterior o los 27,46 de media de los últimos 32 años. Para encontrar valores similares a los de esta inusal cifra hay que remontarse a los 4,4 litros de 2000, los 4,5 de 1999 o los 4,30 de 1992, la más baja desde 1987. 
En marzo, las precipitaciones fueron de 15,5 litros, seis veces menos que hace un año, aunque similar a las de 2016, cuando se recogieron 17,4. La media es de 29,97, casi el doble de lo recogido este año. Solo hay valores menores en  2009 (7,7 l.), 1999 (14,4 l.), 1998 (9,6 l.), 1995 (4,7 l.), 1994 (7,5 l.), 1992 (15,2 l.), 1990 (8,8 l.), 1988 (6,8 l.) y 1987 (15,1 l.). 
En lo que se refiere a las temperaturas, caben destacar las máximas de marzo, «que se situaron por encima de las que corresponden a este mes del año», señala Mariano Bustillo. Yes que los 8,4ºC de temperatura media suponen un incremento de un grado sobre la media de los últimos años (7,71ºC) y de más de dos con respecto a 2018 (6,1ºC). La media de enero fue de 3,9ºC, en términos similares a los de los últimos años (3,52ºC), mientras que la de febrero se situó en los 6,4ºC, el doble que la registrada en 2018, que fue de 3,3ºC.
Estos datos se suman a los del Avance Climatológico facilitado por la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet). Según este informe, marzo se caracterizó por la estabilidad, por la escasez de lluvias y por unas temperaturas muy variables, con «importantes» oscilaciones diurnas. 
vuelve el invierno. Por lo demás, la masa de aire frío procedente de Groenlandia que ha entrado en la Península dejó en la madrugada del miércoles al jueves temperaturas de -7,2ºC en Cervera de Pisuerga.
Estos bajos niveles en el mercurio anuncian el regreso de las nevadas a la zona norte de la provincia, con alerta amarilla para las jornadas de hoy y mañana. La cota de nieve varía entre los 800 y los 900 metros de altitud. El domingo subirá hasta los 1.300 metros.