«Queremos convertir a los jóvenes en agentes de cambio»

Esther Marín
-
«Queremos convertir a los jóvenes en agentes de cambio» - Foto: Sara Muniosguren

Elena Cabezas, presidenta Scouts de España

Sevillana de 31 años, ingresó en 2004 en el Clan Rover del Grupo Scout Lucus Solis 394 de Sevilla. De 2009 a 2012 fue responsable del Servicio de Internacional de Scouts de Andalucía y en 2013-2014 fue secretaria de la Delegación de Sevilla. Además de presidir la Federación de Scouts-Exploradores de España (ASDE) es presidenta de la Federación de Escultismo en España (FEE).
La gente oye hablar del movimiento scout, pero pocos son quienes lo conocen. ¿Qué es para usted el escultismo?
El movimiento scout es un movimiento educativo que existe a nivel mundial en diferentes países, con una implantación muy amplia. Lo que hacemos es enseñar a los niños y jóvenes en su tiempo libre una serie de valores que complementan la educación de la escuela. Lo hacemos a través del juego y en el medio natural, algo esencial. Enseñamos valores que hoy en día son importantes y que no los cubren las asignaturas, como el saber afrontar miedos o desafíos en el día a día, todo ello a través de juegos que es como más se interioriza en estas etapas. Los que formamos parte del movimiento lo consideramos como una forma de vida.
La educación en valores es una de las diferencias entre las actividades que desarrollan los grupos scouts y las de otras asociaciones.  Si tuviera que destacar tres valores scouts, ¿cuáles elegiría?
Me quedaría con la tolerancia, la solidaridad y la igualdad. En todas las actividades intentamos enseñar a los niños que, las diferencias que puedan existir, lo que hacen es más rica a cada persona. Además mostramos mucho la solidaridad, pues somos asociaciones con gran impacto local, al estar ubicadas en distintos pueblos y comunidades, por lo que hacemos muchas actividades con los vecinos y la gente que está cerca.
¿Cuál es su visión sobre los jóvenes de hoy en día?
Creo que existe una gran inquietud por el entorno que nos rodea. Los jóvenes scouts son personas más inquietas, que les preocupa el entorno en el que viven -tanto el medio ambiente como la defensa de especies-, las desigualdades sociales, etc. Son personas muy comprometidas y que denuncian esa situación social que viven y no comparten. Estamos creando una generación de jóvenes que quiere luchar por esos derechos y por unas mejores condiciones para ellos y para el entorno.

 

Lea la noticia ampliada en la edición de papel o en kiosko.diariopalentino.es