Multada con 602€ por orinar en la calle durante un control

ALBERTO ABASCAL
-

Los agentes de la Policía Local aplicaron a la mujer la ordenanza de Convivencia. Los hechos ocurrieron en la rotonda de la Huerta de Guadián

Multada con 602€ por orinar en la calle durante un control - Foto: Eva Garrido

El Ayuntamiento ha sancionado a una mujer con una multa de 602 euros por una falta administrativa grave después de que orinara en la vía pública y delante de los agentes de la Policía Local mientras su acompañante era sometido a una prueba de alcoholemia.
Según los datos a los que ha tenido acceso Diario Palentino, los hechos que motivaron el levantamiento de la correspondiente acta de infracción ocurrieron sobre las 4,45 horas del día 19 de junio en la rotonda de la Huerta de Guadián, cuando los agentes de la Policía Local sometían al conductor de un turismo a una prueba de alcoholemia.
Durante la prueba, la mujer que finalmente fue denunciada, manifestó que «tenía ganas» de orinar, a lo que los agentes le indicaron que podía hacer sus necesidades fisiológicas cuando quisiera en un establecimiento que pudiera estar abierto u otro lugar destinado a tal efecto. Sin embargo, la fémina, con un tono agresivo, comentó a los agentes que su intención era hacerlo «delante de ellos» y junto a unos arbustos. Los agentes le ordenaron en el ejercicio de sus funciones que no podía realizar dicha acción pues la ordenanza de Convivencia y Civismo de Palencia no admite esta conducta, advirtiéndola que podía ser sancionada, si realizaba sus necesidades fisiológicas en la vía pública.  Al final, la mujer hizo caso omiso a la advertencia de los agentes y orinó en presencia de ellos, además de negarse a su identificación.


LOS PATINETES

Por otro lado, los patinetes se han convertido en los protagonistas en los últimos días en la capital. Según han informado fuentes consultadas una mujer fue recientemente atropellada por un patinete eléctrico en el paseo de La Julia, dirigiéndose posteriormente la víctima al centro médico de La Puebla para que la pudieran examinar. Asimismo, los agentes de la Policía Local tuvieron que retirar un patinete a motor de gasolina, ya que este tipo de vehículo no puede circular por la vía pública, mientras que un joven fue trasladado hasta el hospital Río Carrión después de caerse con su patinete. Además, la Policía Local detuvo a una persona de  30 años por tráfico de drogas que se encontraba en un local juvenil y donde se incautaron sustancias estupefacientes. De hecho, se abrieron diligencias contra una joven de 26 años por permanecer en el lugar con su bebé de 4 meses.