VIVENCIAS DE COLOR

E.M.
-

José María Manzano, pintor y profesor

VIVENCIAS DE COLOR - Foto: Sara Muniosguren

ace ocho años que no mostraba sus trabajos en la capital y siente especial orgullo de la exposición montada en el centro cultural de la Diputación (plaza de los Juzgados), sobre «las experiencias vividas en los últimos años». «He estado presente en Cervera de Pisuerga, Tariego de Cerrato, Carrión de los Condes o Saldaña, pero tenía una deuda pendiente con la ciudad los últimos años. Desde los 18 he expuesto en distintas salas de la ciudad y es algo que siempre me ha encantado», apunta José María Manzano.
Titulado en Magisterio y posteriormente formado como delineante y decorador, cree que estas obras son fiel reflejo de su evolución. En Vivencias, como ha titulado la exposición, muestra 45 cuadros, a través de los cuales «expreso mis sentimientos  como una forma de reflexionar sobre mi vida».
Define su obra como muy colorida, fruto de los muchos trabajos realizados en el sur del país. «Me decían que se notaba que era del norte por los colores tan serios que utilizaba y fue entonces cuando me aficioné a la luz del sur y la trasladé a nuestros paisajes, a escenarios de la tierra», cuenta.
Entre las temáticas que refleja en sus trabajos está el románico, la montaña palentina, el parque del Sotillo, los árboles o los paisajes castellanos. «Voy mucho por la zona norte y fruto de mis paseos y de la pasión que siento por esta zona son muchos de los trabajos que después realizo», dice. De hecho, asegura que la naturaleza está presente en más del 60% de sus obras.
Además, le gustan los bodegones, «algo que siempre he realizado, pues con ellos se aprende mucha técnica», mientras que los payasos son una de sus debilidades.
«Me encanta pintar payasos, pues les uso como recurso para mis pensamientos. Las ideas que me surgen en mis momentos de meditación o dependiendo de mi estado de ánimo, las transmito a través de estos curiosos personajes», asegura Manzano.
Junto a los óleos sobre tabla que pueden verse en la exposición, el artista ha incluido cuatro dibujos del románico, que forman parte de  una serie en la que está trabajando actualmente.
Tras estudiar bachillerato en los institutos Jorge Manrique y Alonso Berruguete, cursó Magisterio en la rama de Ciencias Sociales en Palencia, ciudad a la que ha estado siempre vinculado y en la que ha trabajado en distintos proyectos comerciales, de decoración y de diseño. A ello se une que ha impartido clases de dibujo y pintura a nivel particular y para distintos centros. En la actualidad comparte el trabajo creativo como pintor con el docente, pues es también profesor de dibujo y pintura de la Universidad Popular de Palencia. «A través de la palabra me cuesta más expresarme, por lo que utilizo la pintura para manifestar lo que siento», dice.