Los picos de polución coinciden con las olas de calor

DP
-

Junio y julio fueron los meses que tuvieron mayores niveles de contaminación. Por ello, Ecologistas en Acción propone el fomento del transporte público para disminuir la cota

Los picos de polución coinciden con las olas de calos - Foto: EVA GARRIDO

El informe de calidad del aire de Ecologistas en Acción, realizado en 2018 ofrece unos resultados desoladores para la comunidad. Este documento informa de que toda la población de Castilla y León respiró aire contaminado, problema que no solo afecta a la salud de las personas, sino también a los cultivos y a los bosques. Los datos proporcionados por la Junta, con los que Ecologistas en Acción elaboran sus informes, muestran que a mediados de junio y en primera y última semana de julio de este año los niveles de polución fueron muy elevados.  
En la comunidad hay 55 estaciones oficiales de medición, pero solo una se posiciona en la capital, exactamente está ubicada en el parque de la Carcavilla. Estas instalaciones miden los gases perjudiciales que se encuentran en el ambiente, con el objetivo de observar la cantidad que rodea el lugar dentro de unos parámetros. «En caso de que el nivel de estos gases fuera mayor en relación a las medidas establecidas en la normativa estatal y de la OMS, las respectivas ciudades tienen que plantear iniciativas para disminuir el nivel de estos», informa Alberto Fuentes, portavoz de Ecologistas en Acción.
Las conclusiones que destaca este informe son que en 2018 se han reducido los niveles de contaminación de partículas en suspensión de dióxido de nitrógeno y dióxido de azufre, recuperando aparentemente la tendencia decreciente de estos contaminantes iniciada en 2008, inicio de la crisis económica. Pero la polución generada desde las principales ciudades, las autovías, las autopistas y las centrales térmicas del norte de León y Palencia se extiende desde el territorio afectado a zonas más alejadas y rurales en forma de ozono troposférico, un gas que se encuentra en la capa de la atmósfera más próxima a la superficie terrestre.
Las causas que han generado este aumento del ozono troposférico son «las elevadas temperaturas que hemos estado sufriendo estos meses, el aumento de radiación solar a la que estamos expuestos y la combustión de los vehículos», explica Alberto Fuentes.
Cada vez hay más estudios que corroboran que hay una relación  entre las muertes de la población con problemas respiratorios o asmáticos y la contaminación. «El estudio de la Escuela Nacional de Madrid calculó que la polución había matado acerca de 93.000 personas en España en una década», informa Fuentes.
Las soluciones que se plantean están centradas en varios focos. El primer paso es que «la clase política tome conciencia de ello y que entienda que esto es un problema que necesita solución», explica Fuentes. Otras soluciones serían la reducción de trafico rodado, la disminución de la velocidad en las zonas limítrofes al centro o la prohibición de la entrada del vehículos en estas zonas. «Si se opta por reducir el tráfico privado, lo que hay que hacer es fomentar el transporte público. Nosotros lo llevamos diciendo mucho tiempo. No solo hay que potenciarlo en episodios de contaminación, sino durante todo el año», señala el portavoz de Ecologistas en Acción. Asimismo, este plan también sitúa a las bicicletas como un elemento a potenciar.
Situación de Palencia. Las zonas más afectadas por la contaminación en la provincia son la capital y las zonas adyacentes a ella. El foco de mayor nivel de contaminación es el centro de la ciudad, «porque es una zona donde se concentra más el tráfico y son calles más estrechas que favorecen la contaminación», informa el portavoz de Ecologistas en Acción.
«El problema que tiene Palencia a la hora de realizar las mediciones es que la capital solo tiene una estación  y se encuentra a las afueras. Por ello, los datos que se recogen no se pueden comparar con otras zonas de la ciudad», indica el portavoz.
Además, Fuentes informa que «en Palencia no se toman medidas por parte del Ayuntamiento, mientras que en Valladolid sí lo han hecho». Con estas decisiones, la ciudad vallisoletana ha demostrado a través de datos que con el corte del centro y otras iniciativas «han reducido la contaminación entorno a un 30%», manifiesta.
El Ayuntamiento aseguran tomar medidas ante la polución, de hecho, «la ciudad  tiene una aplicación inteligente para la gestión de aparcabicis y que además, permite conocer la calidad del aire de la jornada», informan desde el Ayuntamiento.  También, manifiestan que están invirtiendo en planes de actuación, incluso «en caso de que Palencia esté en la misma situación que Valladolid, actuaremos, pero no estamos en ese punto», declaran desde el Ayuntamiento.