scorecardresearch

Gonzalo Calcedo reúne sus mejores historias sobre la «agridulce adolescencia»

diariopalentino.es
-

El escritor Gonzalo Calcedo, valorado por la crítica especializada y por los lectores del género como uno de los mejores autores de narrativa breve de la actual literatura hispánica, acaba de publicar Las inglesas, uno de sus magistrales libros de relatos, unidos en esta ocasión por el fondo argumental de la adolescencia. Se trata del cuarto volumen de cuentos que el sello editorial Menoscuarto publica de este palentino nacido en 1963 y afincado en Cantabria, tras La carga de la brigada ligera (2004), Temporada de huracanes (2007) y El prisionero de la avenida Lexington (2010), Premio NH al mejor libro de relatos publicado ese año en España y finalista del Premio de la Crítica de Castilla y León.

Las inglesas reúne nueve historias con chicos y chicas adolescentes como protagonistas, relatos donde Calcedo vuelve a desplegar su característica voz narrativa, que bebe de la fuente de grandes autores del relato contemporáneo de la cultura anglosajona, como los estadounidenses John Cheever y Raymond Carver, la canadiense Alice Munro o la irlandesa Edna O’Brien, entre otros.

 Según explica el autor, «vivida en presente, la adolescencia es turbiedad, indiferencia adulta, años que descosen la niñez hasta convertirla en harapos; pero vista en pasado es una quimera: estuvo allí, en las suelas de nuestras deportivas y... sencillamente ya no está, aunque jamás deja de acompañarnos, con sus flaquezas y conflictos pendientes».

 En Las inglesas -título del cuento que cierra el libro, quizá uno de los mejores que ha salido de la pluma de Gonzalo Calcedo- se narra ese rito de paso que es la adolescencia, el peaje de crecer y encajar una presunta madurez. El autor  ha huido de idealizar tiempos pasados y de embellecer lo triste y lo sórdido que padecen los adolescentes protagonistas de sus historias.

Los relatos de Las inglesas tampoco tratan de ajustar cuentas, hacer sociología u ofrecer testimonio. «Son historias agridulces donde abunda la ternura, cierto encogimiento de hombros, una pizca de nostalgia y algún desaire, para mirar la adolescencia como un patio trasero al que asomarse de vez en cuando», añade Calcedo.

El palentiono Gonzalo Calcedo no solo es uno de los actuales cultivadores del relato y la novela corta más respetados y leídos, sino una referencia para muchos escritores jóvenes.