El operativo electoral movilizará en CyL a 60.000 personas

SPC
-

Un total de 31 usuarios solicitan el voto accesible a través de braille, siete menos que en abril

Mesa con papeletas en un colegio electoral. - Foto: Ical

El operativo electoral ultimado por la Delegación del Gobierno en Castilla y León movilizará en la Comunidad a unas 60.000 personas, con 4.542 mesas y 40.878 miembros para ocuparlas, entre titulares y suplentes; 8.055 agentes de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado; 4.542 representantes de la Administración; y 192 miembros de juntas electorales.

En cada mesa se situará un presidente, dos vocales, elegidos entre los ciudadanos por sorteo, y un representante de la Administración. Estas mesas se reparten entre 2.248 municipios; 2.364 distritos; 3.543 secciones, y 2.964 locales electorales. Los representantes de la administración contarán con 1.230 tablets para enviar los resultados.

Además, se emplearán en Castilla y León cerca de 23 millones de papeletas, de las cuales más de dos millones son color sepia para el voto al Senado y el resto, blancas, para el Congreso de los Diputados.

Para este proceso electoral se mantiene el denominado voto accesible a través de braille que se implantó ya en 2008. En esta ocasión lo han solicitado 31 personas en Castilla y León, siete menos que en abril. Tiene como objetivo que las personas ciegas puedan ejercer su derecho de sufragio activo en igualdad de condiciones que el resto de los votantes.

Por otra parte, estos comicios contarán con la experiencia piloto de introducir en dos colegios electorales de cada una de las nueve capitales de provincia elementos para facilitar el acceso y la orientación de las personas con déficit cognitivo. Al respecto, se instalarán carteles en los 18 colegios elegidos. Esta iniciativa tiene su punto de partida en la modificación de la LOREG y la recuperación del derecho al voto de unos 10.000 castellanos y leoneses que lo tenían por su condición de discapacitados intelectuales.

Estas acciones de accesibilidad cognitiva benefician también a otros colectivos que suman, más o menos, el 25 por ciento de la población, como son las personas mayores o de quienes no dominan bien la escritura o incluso la lengua. Así, en los colegios elegidos de la Comunidad se procederá a la señalización de los espacios y a la puesta a disposición de documentos, como los programas de lectura fácil.