Polanco ruega a 'La Morenilla' por «los golpeados por la economía»

diariopalentino.es
-

El alcalde de la capital, en sus palabras ante la Virgen de la Calle, aseguró que lo realmente importante, ante la pérdida de valores que vivimos, es preocuparse más «por las personas y menos por las cosas»

La Virgen de la Calle accede a la Catedral ante cientos de fieles. - Foto: Eva Garrido

• El obispo de la Diócesis, Esteban Escudero, resaltó durante su homilía «la santidad de la virgen», de la que afirmó fue el «primer sagrario de la Historia».

La Morenilla fue ayer la protagonista. No podía ser de otra forma  un 2 de febrero. Su día. Y por ello la ciudad se volcó en honrar a su patrona, a la que también dirigieron sus súplicas. Unas más modestas que otras; algunas mentalmente, otras en voz alta de forma pública.

De éste último tipo fueron las que el alcalde de la ciudad, Alfonso Polanco, pronunció en la Catedral en presencia de cientos de palentinos.
 
Y como en el resto de los ámbitos de la vida, el desempleo y la crisis tuvieron una presencia especial en los ruegos que el dirigente de la capital hizo a la Virgen de la Calle. Polanco se puso en manos de la patrona, a la que pidió por los que están siendo golpeados por causas económicas. «Con la venia, te solicito ayuda y aliento para aquellas personas de mi ciudad que lo están pasando francamente mal, para aquellos que no tienen trabajo o lo han perdido recientemente, golpeados por causas económicas o laborales, y nos ayudes con fuerza y sabiduría para que nuestros jóvenes y los parados de larga duración de Palencia puedan encontrar pronto empleo».
 
No se quedó en lo únicamente económico el primer edil capitalino, ya que puesto en pie ante la patrona de la ciudad, «como alcalde y defensor de lo público» durante «toda» su vida, Alfonso Polanco trasmitió a la Virgen de la Calle su «preocupación por la pérdida progresiva de valores que aqueja a nuestra sociedad». Especialmente, dijo Polanco, por «aquellos que promulgan el ser y el tener por encima de otros más humanos como el compartir, amar y ayudar al prójimo».
 
En palabras del alcalde, «hay que preocuparse menos por las cosas y más por las personas».
 
En este sentido, el regidor palentino, acompañado por buena parte de su equipo de Gobierno, solicitó a la patrona «que nos guíes con la luz de tus candelas por el sendero correcto,  reina de Palencia. Potencia en nosotros los valores que una buena madre como tú, enseña decididamente a sus hijos, y que abundan entre los palentinos».
 
Pero no todo fueron solicitudes en las palabras del representante de los palentinos, Polanco se deshizo en elogios a la pequeña talla de la patrona de la ciudad: «Excelsa patrona, de mirada serena, hoy más que nunca estas preciosa, te has engalanado para que nuestras retinas disfruten de tu hermosura. Hoy se te ve más guapa, la restauración de tus andas desgastadas y el trono sobre el que te asientas han recuperado tu rica policromía original, que te hacen la más bella».
 
Igualmente, como ofrenda de los palentinos a la moradora de la iglesia de la plaza de Isabel la Católica, Polanco puso ante la protectora de la ciudad «como muestra de respeto y amor lo mejor que tenemos, nuestro trabajo honrado, nuestra amistad y solidaridad, y ante todo nuestro leal palentinismo. Ponemos todas nuestras virtudes castellanas a tus pies, reina madre.
 
Para acabar su intervención en representación de todos los palentinos, los que pudieron estar en la catedral y los que no, por diferentes motivos, como enfermedad o fallecimiento, Alfonso Polanco leyó un soneto (Desde la Calle) que a La Morenilla dedicó el recientemente fallecido, José María Fernández Nieto.
 
Obispo. La Eucaristía con motivo de la festividad de la patrona de Palencia fue presidida por el obispo de la Diócesis, Esteban Escudero, quien ensalzó la figura de la Virgen María.
 
«Entre los Santos, sobresale María, Madre del Señor y espejo de toda santidad», manifestó Escudero, quien se refirió a la virgen ante los palentinos como «el primer sagrario de la historia,  donde el Hijo de Dios, todavía invisible a los ojos de los hombres, se ofrece a la adoración de Isabel, como «irradiando» su luz a través de los ojos y la voz de María.
 
Esteban Escudero, había invitado a los palentinos, previamente, durante la bendición de Las Candelas en la Iglesia de Nuestra Señora de la Calle, a acudir y acompañar a la virgen en su camino hacia la Catedral, con las cirios en las mano a salir al encuentro de Dios, cantando sus alabanzas».
 
La eucaristía estuvo acompañada por la actuación de la Coral Vaccea y la Banda Municipal de Música.
 
 

DESDE LA CALLE (J. M. Fdez. Nieto)
Una vez más se encenderán candelas
cuando febrero inicie su andadura.
Y tú Madre Hermosa, la más pura
sabrás abrir postigos y cancelas.
 
Irás dejando por la calle estelas
de tu misericordia y tu hermosura.
Y nos consolarás con la dulzura 
con la que siempre, Madre, nos consuelas.
 
Por eso, porque sé que te conmueves 
cuando mi amor hacia el Amor avanza
llamado por tus ángeles, María,
 
quiero pedirte, Madre, que me lleves...
por la Calle Mayor de la esperanza
a la Plaza Mayor de la alegría.

 

Polanco ante la patrona.Polanco ante la patrona. - Foto: Eva Garrido