2,7M€ del remanente irán a las carreteras y otro a deuda

O. H.
-

La oposición critica al equipo de Gobierno de la Diputación que sobre tanto dinero, hasta 18 millones el pasado ejercicio, y el PP responde que buena parte son actuaciones que pasan de anualidad

El pleno de la Diputación abordó ayer el destino que se darán a los 18 millones de euros que, tras la liquidación del presupuesto del pasado año, se quedaron en la caja. Los hechos son que de esos 18 millones de euros, más de la mitad, en torno a 10, ya estaba comprometida de antemano «a proyectos del año 2018 que por el calendario de ejecución no se pudieron llevar a cabo durante el pasado ejercicio», explicó Javier San Millán, diputado de Hacienda durante la sesión.
Por tanto, quedaban 8 millones libres. Según explicaron fuentes de la Diputación, casi 2 millones se destinarán a financiar obras ya aprobadas para este ejercicio 2019, mientras que otros 2.693.569 euros se destinarán a «inversiones adicionales en la red de carreteras de la Diputación y un millón a amortizar deuda.
De esta forma, el capítulo de amortización de deuda se eleva hasta los 4.340.416 euros.
Ante esto, la oposición criticó que haya quedado tanto dinero sin ejecutar del pasado año. El portavoz del PSOE, Miguel Ángel Blanco, manifestó que «la provincia no se merece ese ahorro (de 18 millones de euros). Palencia está dando estertores y ustedes han sido cicateros en el gasto». En cualquier caso, posteriormente, se manifestó de acuerdo con que se inviertan casi 2,7 millones en carreteras. «Es una pena que no puedan ser más», afirmó Blanco quien, en cambio, criticó que se destine un millón al pago de deuda a largo plazo «cuando no corre prisa». «Están restando dinero a la inversión que se podría hacer en la provincia», dijo.
Para Cs, el documento de la liquidación presupuestaria es «un ejemplo de lo que ha hecho el PP en la Diputación en los últimos años», utilizando el remanente como «un presupuesto paralelo» y pidió a los populares que hagan «balance de cómo cogieron la provincia y como la van a dejar. Han fracasado», criticó su portavoz, Juan Cruz Vidal.
Por su parte, el diputado de Ganemos Eduardo Hermida lamentó que ese remanente no se aplique a medidas para luchar contra la despoblación de la provincia, «y vaya a carreteras», o que no se acepten las propuestas realizadas por los grupos de la oposición «permitiendo que sobre tanto dinero». «Este año no han aceptado en los presupuestos ninguna moción, el pasado solo una de Ciudadanos», expuso.
Terrenos. Las modificaciones de crédito que se trataron a continuación de la dación de cuenta de la liquidación del presupuesto de 2018 contemplaron igualmente incrementar en 40.000 euros la partida para la expropiación de terrenos (para el carril bici del Monte), pero también llevó a las críticas de Ciudadanos que echó en cara al equipo de Gobierno que presupueste más de 400.000 euros en venta de terrenos y edificios, «y luego tenga desidia a la hora de venderlos», y tenga que suplementar con el remanente.
Algo a lo que Javier San Millán respondió que de lo que se trata es de adelantarse a esas posibles ventas y poder acometer antes las actuaciones que iban ligadas a esas enajenaciones de patrimonio.
Con todo, las dos modificaciones de crédito propuestas por el equipo de Gobierno salieron adelante con el apoyó del Partido Popular, y la abstención del resto de  grupos.
Por cierto, que antes de las mociones, el único no que se escuchó en el salón de plenos fue el de Ganemos al cambio de una obra de planes solicitada por Sotobañado, debido a la cercanía de las elecciones. La modificación salió adelante.
 

2,7M€ del remanente irán a las carreteras y otro a deuda óscar Navarro
2,7M€ del remanente irán a las carreteras y otro a deuda - Foto: óscar Navarro