El 70% de subastas de vivienda 'online' termina sin postor

SPC
-

El portal electrónico de bienes embargados por la Justicia registra casi 75.000 operaciones en tres años. Desde finales de 2015, el negocio ha movido un volumen de 4.150 millones de euros

El 70% de subastas de vivienda ‘online’ termina sin postor

El sistema electrónico de subastas del Ministerio de Justicia ha registrado desde su puesta en marcha, en octubre de 2015, un total de 74.729 operaciones en España siendo Barcelona (7.195), Madrid (6.066), Murcia (5.081) y Valencia (4.602) las regiones con mayor número de transacciones. 
El portal del Boletín Oficial del Estado (BOE), que comenzó a tener actividad con el objetivo de dar salida a los bienes inmuebles procedentes de ejecuciones judiciales -es decir, aquellos activos embargados durante los años de crisis por el impago de las hipotecas-, ha movido desde entonces un volumen cercano a los 4.150 millones de euros. Un dinero que ha permitido a algunos propietarios -ya sean particulares o empresas- saldar sus deudas y a los bancos, así como a entidades como la Sociedad de Gestión de Activos Procedentes de la Reestructuración Bancaria (Sareb), deshacerse de activos inmobiliarios que estaban lastrando su rentabilidad.
No obstante, siete de cada 10 subastas online -hasta 52.355- se cerraron sin ningún postor. Una ausencia de puja por el bien hipotecado (pueden ser casas o terrenos, pero también un coche o una joya) que les ha llevado a quedarse con más viviendas, garajes y locales de las deseadas por un valor bastante inferior al de la tasación. 
La burocracia y la falta de conocimiento de los ciudadanos sobre la existencia de estas subastas también juega su papel en el alto porcentaje de procedimientos desiertos. Eso sí, en el análisis por años, cabe destacar que 2018, pese a anotar un importante desplome (de casi 31.000 a poco más de 18.000), vio disparadas las operaciones con pujas hasta alcanzar a unas 7.000, el 40 por ciento del total. 
Al pasar a ser digitales, las subastas ganaron en transparencia y sobre todo popularizaron unas pujas hasta entonces en manos de un subastero profesional que, conocedor de los trámites a seguir,  consultaba la relación de las propiedades en los tablones de los juzgados de cada localidad. De este modo, cualquier persona puede participar de forma telemática una vez que se haya dado de alta (con firma electrónica autorizada) en el portal que centraliza todos los procesos (https://subastas.boe.es) y haya puesto un depósito, un aval del cinco por ciento del valor del bien en juego.