José María de la Torre, Goya al mejor corto de animación

Carlos H. Sanz
-

El galardón cayó en manos de todo el equipo de Lightbox Academy, entre los que está este palentino

José María de la Torre, Goya al mejor corto de animación - Foto: Sara Muniosguren

Un sueño, un área de  producción y un premio, el Goya al Mejor Cortometraje de Animación por Madrid 2120. José María de la Torre, ya solo ha cumplido su aspiración de dedicarse al increíble mundo del concept art, sino que pueden presumir de contar con un premio Goya al Mejor Cortometraje de Animación tras su participación en Madrid 2120. De la Torre trabajaba en diseño gráfico de prensa, en medios como Diario Palentino o el quincenal Carrión, cuando decidió cambiar el rumbo de su carrera profesional y formarse en una de sus pasiones, el dibujo y la ilustración. «Decidí marcharme a Madrid para formarme y me apunté a un curso de la Lightbox Academy, La Escuela de las Artes Digitales, perteneciente a la productora de títulos tan exitosos como Tadeo Jones», comenta.
José María de la Torre reconoce que el mundo de la animación le enganchó. «Madrid 2120 fue el primer trabajo en el que participé. En la escuela te animaban a participar en diversos proyectos que cada  cinco meses, más o menos, se impulsaban desde el propio centro, de forma que así puedes hacer más atractivo tu currículum. Mi parte tenía que ver con el desarrollo visual, con el diseño de lo que más tarde va a aparecer en la película», explica. 
En aquel momento, Madrid 2120 tan solo era un guion de 2 minutos de duración que versaba sobre un futuro distópico en el que el nitrogreen, un líquido altamente inestable capaz de generar vegetación instantánea, es la mercancía de contrabando más valiosa.
Con el tiempo, y de la mano de los directores Paco Sáez y José Luis Quirós, Madrid 2120 pasó a ser un cortometraje de 5 minutos de duración, listo para competir en los mejores festivales y premios de la industria del cine. En ese camino, José María de la Torre puso su grano de arena. «Mi trabajo consistió en hacer varios objetos como bolardos o señalización de obras, que más adelante aparecen en la película. También participé en el color script, que vendría a ser algo así como el guion del color, o la pauta de colores, luces y sombras del corto», especifica.
En definitiva, De la Torre formó parte del departamento de concept art, uno de los más importantes de la industria del cine de animación. En esta fase de producción, los concept artist se encargan de sacar de la cabeza de los directores, la imagen final de los personajes, objetos y escenarios. Madrid 2120 compitió junto a Muedra, Homomaquia y El Árbol de las Almas Perdidas, por el Goya al Mejor Cortometraje de Animación. Y lo ganó, un reconocimiento a una labor de dos años de duro trabajo, y que para este palentino ha supuesto su primera experiencia profesional en la industria del cine. 
Aunque José María de la Torre ha regresado a Palencia y al diseño de prensa, afirma a DP que ha descubierto que su «vocación» es contar historias -tiene escrita una novela sin publicar y un amplio trabajo en su web Bastonivo.com- y hacerlo dentro de la industria de la animación y el entretenimiento. En su currículum podrá incluir que ha ganado un Goya.