«Es una función para morirse de la risa»

Saray Hernández
-

Llega a Palencia 'Se infiel y no mires con quién', el gran éxito de los 70 que hizo reír a una generación, con una versión de Josema Yuste. Entrevista a Teté Delgado

«Es una función para morirse de la risa»

¿Cuál es la historia detrás de Sé infiel y no mires con quién?
Es el vodevil en mayúsculas. La historia trata de una noche en la que coinciden en una casa tres parejas dispuestas a hacer el amor, en un momento muy poco adecuado. Es entonces cuando surgen una serie de elementos que desencadenan mentiras y equívocos para salvar la situación. Esta sucesión de hechos, el desconcierto y el descontrol es lo que da la acción a la obra y lo que conforma toda la trama.

¿Cuál es la esencia que introduce la obra en el teatro de variedades?
No es una función para emocionar, ni para que la gente sienta cosas o acompañe a nuestros personajes a través de una odisea de sensaciones y emociones y se sienta identificada. No es este tipo de obra. Es una función para morirse de la risa. A la mitad, cuando este jaleo está latente es cuando empieza lo mejor. Cada personaje conoce unas cosas de las que están ocurriendo y, en realidad, nadie sabe bien qué está pasando. Es una obra muy bien construida pero sin una trascendencia más allá, apta para aquellos que quieran disfrutar sin preocuparse de nada más.
¿Cómo describiría a su personaje?
Mi personaje es Beatriz, la dueña de la casa y la que tiene que dirigir un poco las mentiras y todo lo que está ocurriendo. Es una señora segura de sí misma, que indica a cada uno qué es lo que tiene que hacer. Es jovial, trabajadora y está enamorada de su marido. Se ve obligada a poner un poco de orden entre tanto maremagno.
¿Cómo se ha sentido interpretando este papel?
Me recordaba un poco a las comedias cinematográficas americanas de los años 40, al estilo de Historias de Filadelfia y me inspiré completamente en ello. He tenido que introducirme de lleno en el personaje de señora encantadora y ama de casa a la que en un momento dado le sale su rollo y su personalidad.
¿Qué espera de la actuación en Palencia?
He estado en Palencia muchas veces, incluso tengo un premio del público de un festival de cine de allí como actriz por la función de Gorda. El público de Palencia sabe de teatro, acude a ver las obras, con lo cual, espero una gran acogida. Además, siendo las fiestas estoy segura de que va a venir mucha gente y sé que lo van a pasar increíblemente bien con nosotros.