'Uminsa' despide a los dieciséis mineros palentinos en 'Pilotuerto'

Rubén Abad
-
Los trabajadores de la cuenca minera palentina pidieron el traslado voluntario al pozo asturiano de ‘Pilotuerto’, en Tineo, tras el anuncio del cese de actividad en la explotación velillense de ‘Las Cuevas’. - Foto: DP

La medida adoptada por el 'Grupo Alonso' llega tras la falta de acuerdo entre empresa y sindicatos. La compañía culpa de esta situación a la reducción de la producción y al Gobierno por el retraso en la concesión de las ayudas

• Desde el sindicato UGT abocan a la desaparición de la minería en los próximos meses si la Administración Central sigue sin negociar el nuevo Plan del Carbón 2013-2018.

Si el futuro no pinta nada bien para la cuenca minera de la provincia, la situación en los pozos asturianos no difiere mucho de los palentinos. Y es que Victorino Alonso, propietario de Uminsa, ha anunciado el despido de 76 trabajadores del pozo de Pilotuerto, en Tineo, entre los que se encuentran los dieciséis mineros palentinos que solicitaron su traslado voluntario a la explotación tinetense tras el anuncio del Grupo Alonso de echar el cierre en Las Cuevas.
Esta situación llega tras la falta de acuerdo entre sindicatos y empresa que alega motivos económicos y productivos al cierre de la explotación. A ello se ha de sumar la intención de una rebaja salarial del 37,5 por ciento y facilitar la movilidad de los empleados, lo que minimizaría las causas del Expediente de Regulación de Empleo (ERE) extintivo, según la empresa.
Sin embargo, los sindicatos no han aceptado esta medida que califican de «chantaje» ya que a su entender «se basa en las pésimas condiciones que hay actualmente en el sector por lo que juega con los trabajadores haciéndoles aceptar condiciones laborales pésimas», apuntó José Manuel Pedraza, secretario de Fitag-UGT en el Suroccidente de Asturias. Ante esta situación, la sindical está buscando alternativas para los trabajadores, siempre y cuando «no supongan la inaplicación de los convenios laborales», matizó Pedraza.
Este hecho ha propiciado que los mineros palentinos que se desplazaron al Principado estén «hartos de las decisiones de Victorino Alonso» ya que en principio el empresario leonés había asegurado que ellos no entrarían en estas reducciones para acabar «todos en el mismo lote.Por este motivo, los profesionales de Palencia no están dispuestos a seguir ejerciendo como moneda de cambio», subrayó el líder sindical.
Sin perspectivas de futuro en el sector con las últimas decisiones tomadas por parte del Gobierno, el cierre total de la minería «llegará en un futuro muy próximo, probablemente antes de que finalice este año», lamentó Pedraza al tiempo que aseguró que el principal causante de esta situación ha sido el Ejecutivo central «por no pagar las ayudas a las empresas correspondientes al 2012, no actualizar el Real Decreto que garantice el suministro de carbón y la falta de negociación en el nuevo Plan del Carbón 2013-2018».
Si todas estas premisas no se cumplen, matizó el responsable de Fitag-UGT, «la desaparición de la minería dejaría una precariedad difícil de recuperar en las cuencas mineras, a lo que habría que sumar una sangría de población en esas comarcas que quedarían abocadas a la más absoluta pobreza».

Desánimo en la comarca de Guardo

Esta nueva medida ha caído como un jarro de agua fría en la comarca norteña por lo que las reacciones por parte de los sindicatos no se han hecho esperar: «Esta decisión supone el desmantelamiento de la Montaña Palentina sin ofrecer ninguna alternativa de futuro», aseguró Carlos Mesa, secretario comarcal de UGT en Guardo.
El responsable sindical guardense aseveró que el Gobierno «se ha quitado la máscara y acaba de dar la puntilla al sector de la minería. Estamos desolados y nos consideramos engañados porque no se puede cerrar un pozo en Palencia y llevar a los trabajadores a Asturias y luego despedirles». Por estos motivos se pregunta qué va a hacer el Ejecutivo con la comarca, «se ha cargado la minería y se ha cargado todo. Veremos como en los próximos días pasan todos por la oficina de paro ya que no se ofrece ninguna alternativa para la zona Norte».