Enamorado de su tierra

ANA LUCAS
-

Amante del mundo audiovisual y de la cultura, Aitor Gutiérrez comparte con nosotros y con los lectores de DP sus diez lugares favoritos

Enamorado de su tierra

1. Ruta de los pantanos. «La belleza de esta ruta es inigualable. Es casi imposible quedarse con un solo punto del recorrido ya que a medida que la recorres te va sorprendiendo más y más. Desde su inicio por Guardo y sus bosques como punto de entrada, los miradores de los pantanos, Alba de los Cardaños, ambos Cardaños… Imposible quedarte y destacar un solo lugar de esta ruta».
2. Guardo. «Es un sitio especial, es donde nací, crecí, estudié, me desarrollé como persona y donde pasé los mejores años de mi vida, esos que siempre se añoran y que nunca volverán. Pero fuera nostalgia, Guardo es un enclave que tiene su atractivo, es la puerta de entrada a la comarca del Alto Carrión y a la Montaña Palentina. Tiene monumentos de interés como la pila románica que alberga la iglesia de San Juan o el parque Fuentes Carrionas, además de ser, como me gusta llamarlo, el corazón del Camino Olvidado a Santiago».
3. El Camino Olvidado.  «Una ruta maravillosa a los pies de la Montaña Palentina, que bordea toda la parte sur de la Cordillera Cantábrica, y cuya realización recomiendo a todo aquel apasionado de las rutas jacobeas y a aquel que quiera unas vacaciones diferentes y disfrutar de esta comarca. El paso del Camino Olvidado por nuestra provincia es de una belleza y una espectacularidad única, allá por cualquier lugar que transites te sorprende, desde su entrada desde Cantabria por Aguilar, Salinas, Cervera, Traspeña, hasta Guardo. Hay románico, hay naturaleza, muchos pueblos y lugares mágicos que al visitarlos no dejan indiferente a nadie. ¡Os animo a descubrirla!».
4. Comarca de La Peña.  «Otra de las zonas que tienen un encanto especial ya que desarrollé gran parte de los mejores veranos de mi infancia por estar ligado familiarmente a esta zona. Animo a descubrir estos lugares, Traspeña y el maravilloso friso de su iglesia, Castrejón,  Roscales, la Peña Redonda, Pisón con su esplendorosa Nuestra Señora de la Asunción, una pequeña pero majestuosa iglesia románica, que se presta a su fotografía desde cualquier ángulo con la Peña Redonda como testigo de excepción al fondo».
5. Canal de Castilla. «Otro de los atractivos de Palencia, a mi parecer y que he recorrido de norte a sur y que es de una belleza excepcional. Imposible quedarte con un solo punto de su trazado, ya que dar un paseo te deja unas sensaciones y unos sentimientos como ningún otro. Desde Alar del Rey, pasando por las esclusas de Frómista, Calahorra de Ribas, la Dársena de Palencia, adentrarse en el Ramal de Campos… Cualquier punto del recorrido tiene su encanto y sus diferentes formas de ver nuestra provincia y la riqueza que tiene cada una de sus comarcas».
6. Tierra de Campos.  «Incomparable e imposible describir con palabras la belleza de Tierra de Campos y el calor que recibes de sus gentes, además de encontrarte con un patrimonio maravilloso de la provincia. Comenzando por la ermita de Nuestra Señora de los Ángeles en Grijota, Becerril y  San Pedro Cultural, Paredes de Nava, Villada y la iglesia de San Fructuoso o Ampudia con la Giralda de Campos, el castillo y su calle Corredera. Lo dicho, imposible narrar en tan poco tiempo tanta cantidad de patrimonio y belleza de la provincia». 
7. El Cerrato.  «Otra comarca en la que no puedes quedarte con un solo lugar, y en la que hay que visitar todo, la paz que inspiran sus maravillosos coloridos campos de cultivo en cualquier época del año, la alegría y acogida de sus gentes, sus maravillosas bodegas en sus pueblos, un lugar en el que cada vez que puedo escapo a disfrutar como un enano de todo lo descrito»
8. Palencia.  « Qué encanto insuperable iniciar por los Jardinillos nuestra querida calle Mayor y admirar todo el arte y monumentos que nos vamos encontrando por el camino; acercarte a la catedral y quedarte contemplándola atontado, aunque la hayas visto ya miles de veces; la impresionante novia del Carrión (la torre de San Miguel) y pararte a fotografiarla, la Casa Junco, la plaza Mayor y los paseos por El Salón».
9. Monte El Viejo. «Un lugar al que  subo cada vez que puedo. La paz y desconexión que te inspira este lugar a tan solo 10 minutos escasos de la capital es indescriptible, adoro pasear y perderme de vez en cuando por sus senderos, visitar a los ciervos, y parar a hacer alguna que otra fotografía».
10. Grijota.   «Es el lugar que hace 12 años me acogió. Un pueblo que te recibe con los brazos abiertos, que está a cinco minutos de la capital y que no pierde su espíritu rural. Si tenéis oportunidad, visitadlo, pues también tiene un patrimonio y una cultura que te dejará boquiabierto».