En suspenso la licitación de la limpieza de colegios

Carlos H. Sanz
-

Aspel, que agrupa a empresas del sector, exige mayor concreción en la forma de valorar la oferta de bolsa de horas, que supone 20 puntos del concurso

En suspenso la licitación de la limpieza de colegios - Foto: """""""PABLO LORENTE

Una reclamación de la Asociación Profesional de Empresas de Limpieza ante el Tribunal Administrativo de Recursos Contractuales de Castilla y León (Tarcyl) ha frenado en seco la licitación por parte del Ayuntamiento del servicio de limpieza de colegios públicos de la capital.
Aspel considera que los pliegos que rigen la licitación de este concurso público incluyen cláusulas que vulneran la normativa legal aplicable y que son lesivas a los intereses y derechos de sus asociados, de ahí que en el recurso que ha interpuesto solicite también la suspensión del procedimiento como medida cautelar, algo a lo que el Consistorio ha accedido.
El equipo de Gobierno de Mario Simón ordenó el 29 de julio del pasado año el inicio de este expediente de contratación, un procedimiento que fue publicado en la plataforma de contratación en noviembre de 2019. 
La oferta municipal para cuatro años, de 2020 a 2024, consiste en dos lotes. Por una parte, limpiezas periódicas durante 10 meses, por la que está dispuesto a abonar un máximo de 701.024 euros, IVA incluido al año; y, por otra, limpiezas que supongan un grado mayor de especialidad, tasadas en 69.286,48 euros anuales. Las dos aplicables a los colegios Ave María, Blas Sierra, Buenos Aires, Jorge Manrique, Juan Mena, Marqués de Santillana, Modesto Lafuente, Padre Claret, Pan y Guinda, Ramón Carande, Sofía Tartilán y Tello Téllez.
El motivo del recurso de la Asociación Profesional de Empresas de Limpieza está en la forma en la que el Ayuntamiento valora la bolsa anual de horas de efectivas de limpieza para actuaciones no previstas en el pliego, a las que se otorga un máximo de 20 puntos, pero sin recoger un mínimo y sin establecer un límite máximo para cumplir con lo dispuesto por la ley, «por lo que en la práctica podrían darse insalvables distorsiones a la hora de puntuar estas partidas», asegura Aspel.
Dicho de otra forma, para este colectivo profesional falta concreción en cómo se puntúa este aspecto del contrato, lo cual es injusto para los licitadores, de ahí que soliciten la anulación del pliego y el cambio o eliminación de los textos.
consecuencias. Desde la concejalía de Contratación, su máximo responsable, Urbano Revilla, asevera que la suspensión de este procedimiento por la interposición de un recurso no tiene por qué afectar a la limpieza de los colegios aunque sí deberá reiniciarse el proceso atendiendo a los cambios exigidos. «El contrato actual se prolonga de forma automática por las necesidades del servicio, por lo que no se alterará la prestación de este servicio, que está garantizado», tranquiliza el edil.
En la actualidad, es la empresa Clece la que se encarga de tener a punto los colegios antes citados, en virtud de un contrato adjudicado en 2015 y que empezó a prestar en agosto de ese mismo año. Clece recibió 1.068.245 euros más IVA por dos años -el contrato era bianual- y a su término fue prorrogado por dos años más, hasta agosto de 2019, aunque continuará con la limpieza de los colegios hasta que culmine el nuevo proceso de licitación. Se da la circunstancia de que el proceso de adjudicación de aquel contrato también tuvo que ser suspendido y modificadas las bases por otro recurso ante el Tarcyl.



Las más vistas