Día de esperanza o de tristeza

C.H.S.L. & Ical
-

Nunca como hasta ahora las percepciones de los parlamentarios palentinos sobre el nuevo Gobierno que se avecina han sido tan diametralmente opuestas. Si el PP ve un futuro oscuro para España y Palencia, el PSOE habla de «alegría»

Día de esperanza o de tristeza

La defensa de los intereses y el futuro de la provincia es, a día de hoy, lo único que comparten los diputados por Palencia del Partido Popular y el Partido Socialista. Las diferencias entre unos y otros quedaron ayer más que claras al ser preguntados por su opinión por la investidura de Pedro Sánchez como presidente del Gobierno.
Desde las filas populares, para Milagros Marcos el de ayer fue «un día triste para España», que llega gracias a «una gran mentira» de Sánchez a los votantes. Ante eso, afirmó a la agencia Ical, lo que está en juego es «la unidad de España» y garantizó que su partido utilizará toda su «energía» para «mantener unida» la nación. 
«Hace falta hacer un llamamiento a los votantes engañados del PSOE y a los socialistas para saber si van a seguir de la mano de Bildu aplaudiendo al señor Sánchez», sostuvo Marcos, que alertó de que «el comunismo se está implantando en el Estado, cosa que no han votado los españoles».
Día de esperanza o de tristezaDía de esperanza o de tristezaPara su compañero de bancada, el diputado por Palencia, Miguel Ángel Paniagua, también fue una jornada «triste», y auguró que «España tendrá un gobierno inestable», lo que no deparará «nada bueno para la provincia».
Paniagua duda de que el nuevo Gobierno vaya a ser capaz de sacar un presupuesto adelante, y que, en caso de hacerlo, se olvidará de Palencia. «Los apoyos que han recibido exigen contraprestaciones para sus comunidades autónomas, y tampoco el programa del PSOE incluía medidas para, por ejemplo, luchar contra la despoblación. No tengo ninguna confianza», añadió.
«gran alegría». Desde el otro lado de la monena, la diputada nacional socialista por Palencia, María Luz Martínez, reconoció su «gran satisfacción» porque España tendrá por fin «un Gobierno y la estabilidad demandada para afrontar los muchos retos que hay por delante, para hacer política».
«Ha sido un día de gran alegría porque después de cinco elecciones ganadas por el PSOE por fin se le ha permitido gobernar», aseveró la paralamentaria socialista, que recomienda al PP y el resto de partidos de la derecha «que se calmen y asuman la pluralidad de España», para criticar «el espectáculo bochornoso que han ofrecido durante el debate de investidura». 
Finalmente, Martínez Seijo consideró que el nuevo Gobierno, que exigirá «mucha coordinación», será propicio para la provincia. «En primer lugar, porque se beneficiará de políticas sociales en empleo, educación, sanidad o derechos; y porque existe un compromiso del nuevo presidente del Gobierno para luchar contra la despoblación, un tema del que se ha hablado por primera vez en un debate de investidura», sentenció.