Primer duelo del nuevo año ante el colista Marín

David del Olmo
-

El conjunto gallego, que solamente ha ganado dos partidos, pondrá a prueba esta noche (21 horas) a un Chocolates Trapa Palencia que necesita un cambio de sensaciones y romper su mala racha

Primer duelo del nuevo año ante el colista Marín - Foto: Á“scar Navarro

El Chocolates Trapa Palencia regresa a la competición en la LEBOro esta noche (pabellón municipal de los deportes, 21 horas) con la necesidad de cambiar su rumbo en cuanto a resultados (ha perdido sus tres últimos compromisos), aunque sobre todo de sensaciones y juego, muy alejado en el último mes y medio del equipo que maravilló en la primera mitad de la primera vuelta del campeonato.
Recibe al colista de la clasificación, un recién ascendido Marín Ence Peixe Galego que regresaba a la categoría (ya jugó en LEBOro la 2016-17) al final de la campaña pasada. Ha ganado solamente dos de los 15 partidos disputados, al Real Canoe (penúltimo, al que se medirán los morados en la siguiente fecha del calendario para cerrar la primera vuelta) en la séptima jornada (72-58) y, recientemente, al Tau Castelló como visitante (80-89).
El equipo entrenado por Javier Llorente, la cenicienta de la competición, tratará de aprovechar las horas bajas de su rival, que no gana desde el 5 de diciembre (victoria in extremis ante el Cáceres) y que acumuló durante el mes de diciembre una racha de una victoria y cuatro derrotas. Una trayectoria reciente que llevó a los de Carles Marco de liderar la tabla junto a Gipuzkoa y Valladolid a finales de diciembre (el trío mandaba en la LEBOro con un balance de 8-2) a encontrarse antes del inicio de la decimosexta jornada ubicado en la séptima posición con 9-6. Pero, al margen de resultados (que son representativos) lo peor son las sensaciones que muestra el equipo al jugar.
Primer duelo del nuevo año ante el colista MarínPrimer duelo del nuevo año ante el colista MarínEs por ello que el duelo de esta noche cobra una mayor importancia, pues en la visita al pabellón del último clasificado (y, sin faltar al respeto a un rival que lo merece al máximo, es muy inferior en potencial al morado) los palentinos deben ganar y volver a convencer después de muchas semanas en las que su juego ha mostrado muchas fisuras. Sobre todo, en lo que a intensidad y concentración se refiere.

 

* Más información en la edición en papel y en la app de Diario Palentino