Pérez tratará de impugnar los contratos de 7 empleados

A. Benito
-

El exalcalde de Velilla, que hace unos días prestaba declaración por un supuesto delito continuado de prevaricación administrativa, acusa a la actual regidora de aplicar "los mismos criterios de selección que el anterior equipo de Gobierno"

Pérez tratará de impugnar los contratos de 7 empleados

El exalcalde de Velilla del Río Carrión, Gonzalo Pérez Ibáñez, ha acusado a la actual regidora del municipio, la socialista Belinda Mencía, de "haber contratado en sus primeros 15 días de gestión municipal a siete trabajadores utilizando los mismos criterios de selección que el anterior equipo de Gobierno". Contratos que, según el edil popular, han sido "reparados" por el secretario, por lo que "serán trasladados a la Delegación Territorial de la Junta de Castilla y León para su impugnación por parte de la Fiscalía".
"Tanto que criticaba la externalización de las contrataciones y el coste añadido que suponía para el Ayuntamiento, ahora resulta que lo está haciendo igual", indica Pérez Ibáñez, que hace solo unos días prestaba declaración en la Audiencia Provincial por un supuesto delito continuado de prevaricación administrativa para el que el fiscal ha solicitado una pena de 13 años de inhabilitación y la acusación particular, ejercida por el grupo municipal del PSOE, 15.
En este sentido, el concejal velillense espera que "cuando sean impugnados sus contratos y la Fiscalía impute a la actual alcaldesa por prevaricación administrativa, se aplique el código ético de su partido, que dice que todo cargo que sea imputado deberá abandonar su puesto".
Por otro lado, Pérez Ibáñez asegura que lo que se puso de manifiesto en la vista que se celebró la semana pasada es la situación de "atasco administrativo" en la que se encuentra el Consistorio, "con un secretario que a parte de las funciones propias de su cargo, asume otras como las de tesorero, interventor y persona responsable de la protección de datos".
Para el exalcalde de Velilla "esta carga de trabajo impide ir a procedimientos de selección de personal más complejos, sobre todo cuando se trata de contrataciones de poca duración". Este también critica el hecho de que la alcaldesa y el teniente de alcalde "se hayan presentado a última hora como acusación popular". 
Además de calificar este comportamiento de "oportunismo político", Pérez Ibáñez se muestra "sorprendido" porque en su declaración Mencía "haya dicho que ya lo venía advirtiendo y que las contrataciones eran arbitrarias". Finalmente, el edil norteño asegura que desde que se establecieron los criterios de alternancia y necesidad, "jamás se recibió denuncia alguna por parte de ningún vecino que se pudiera sentir perjudicado ni tampoco de la oposición".