La región, a la cabeza en médicos de Primaria por población

SPC
-
La región, a la cabeza en médicos de Primaria por población

Castilla y León lidera la dotación con una tasa de 131 facultativos, frente a los 96,8 de la media nacional

Castilla y León lidera, junto con Extremadura, la dotación de médicos especialistas en Atención Primaria, que incluye Medicina Familiar y Comunitaria y Pediatría, puesto que presenta una tasa de 130,7 facultativos por cada 100.000 habitantes, frente a una media nacional de 96,89. No obstante, presenta la plantilla de estos profesionales más envejecida, ya que un 73,9 por ciento tiene 50 o más años.
Así se desprende del estudio ‘Estimación de la oferta y demanda de médicos especialistas. España 2018-2030’, elaborado por la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria para el Ministerio de Sanidad, al que tuvo acceso Ical. El informe señala que los especialistas de Atención Primaria -3.169 facultativos- representan el 39,5 por ciento del conjunto del sistema de salud de Castilla y León, mientras que ese porcentaje es del 31 por ciento en España.
Asimismo, la Atención Especializada de la Comunidad cuenta con 4.587 efectivos, de los que el 53,3 por ciento son mujeres. En esta área, Castilla y León presenta una menor dotación de facultativos que el conjunto del país, con 200,3 especialistas por cada 100.000 habitantes, frente a una tasa nacional de 215,62. Además, prácticamente la mitad, el 49,9 por ciento, tienen 50 o más años.
Con todo, sin embargo, Castilla y León presenta actualmente la ratio de facultativos por cada 100.000 habitantes de 331,12, frente a los 312,52 del Sistema Nacional de Salud, que cuenta al cierre de enero con 138.797 médicos. 
condiciones laborales. El estudio indica que las condiciones de los trabajos que se ofertan «están detrás de los déficit en algunas especialidades». «Plazas poco atractivas en lugares remotos o alejados de grandes núcleos poblacionales y contratos temporales precarios explicarían las causas del problema, que no se solucionaría aumentando números, sino yendo a la raíz de aquellas causas fundamentales», añade. «Queda en el aire el problema de que las comunidades tienen fuertes incentivos a dotar plazas MIR que garanticen una cierta reserva de profesionales a la que acudir en cualquier momento para cubrir puestos eventuales», añade.