Redes contra la soledad

A. Benito
-

Programas como el de Acción Comunitaria de Diputación tienen por fin el envejecimiento saludable de la población y crear nuevos vínculos sociales

Redes contra la soledad

La filosofía del envejecimiento activo es la idea de la que parten los talleres de Animación Comunitaria organizados por la Diputación. El programa tiene por fin el envejecimiento saludable y la creación de nuevos vínculos sociales que ayuden a los mayores a afrontar la soledad ante la que la edad, el aislamiento y la despoblación del entorno les ha situado. 


Propuestas como la de Gimnasia para personas mayores se están llevando a cabo en 75 localidades de la provincia, con una participación total de 775 personas. A ella se suman otras como Escuela de pensar, Vejez segura y Nuevas tecnologías. 


El presupuesto de este programa anual alcanza los 541.297 euros y sus actividades están encaminadas a llegar progresivamente al mayor número de localidades de la provincia, con independencia de su número de habitantes o localización. Consolidado ya entre los palentinos como mecanismo de promoción de la autonomía personal y de la convivencia y participación de estos en su entorno, la programación, que se dirige a colectivos de todas las edades, permite que los vecinos del medio rural cuenten con una mayor calidad de vida. 


La oferta destinada a personas mayores de 65 años se dirige principalmente a alcanzar una mayor autonomía y capacidad de decisión, así como una vida más participativa y una mejor relación social y con el entorno. En esta misma línea, destaca el programa de teleasistencia que la institución provincial desarrolla en colaboración con Cruz Roja, un servicio de atención integral al que se destinan más de 200.000 euros y en el que actualmente hay registrados 770 usuarios palentinos a los que hay que añadir otras 90 personas beneficiarias del denominado medallón adicional. 


24/365. La teleasistencia domiciliaria funciona 24 horas al día los 365 días al año. Se presta mediante una línea telefónica, permitiendo a las personas usuarias pedir ayuda en una situación de emergencia con solo pulsar el botón rojo. A través de un servicio de manos libres, se establece contacto con el centro de atención dotado de personal cualificado, preparado, con dedicación exclusiva y formado específicamente para dar respuesta a cada demanda, articulando desde la visita al domicilio de la persona usuaria hasta la activación de los servicios de emergencia.