Casi la mitad de quienes viven solos tienen 65 o más años

A. Benito
-

La cifra denota el elevado y preocupante envejecimiento de la población palentina y afecta a más mujeres que a hombres

Casi la mitad de quienes viven solos tienen 65 o más años - Foto: Alberto Rodrigo

La Encuesta Continua de Hogares ofrece información anual sobre las características demográficas básicas de la población, de los hogares que componen y de las viviendas que habitan. La información se ofrece desagregada por comunidades autónomas y provincias, por lo que resulta muy interesante a la hora de analizar las tendencias de la sociedad y su actual situación.


Atendiendo a los últimos datos del Instituto Nacional de Estadística, publicados en abril de este mismo año, en España hay más de dos millones de personas mayores de 65 años viviendo solas, 2.037.700 para ser más exactos. Teniendo en cuenta que en 2018 se registraron 4,7 millones de hogares unipersonales, la cifra representa casi la mitad del total. Además, esta cantidad fue notablemente mayor a la registrada en 2017.


Estrechando el foco a nivel autonómico, en Castilla y León hay 154.500 personas que viven sin compañía, mientras que a escala provincial son 9.400 los palentinos de 65 o más años que se encuentran solos en su hogar, de un total de 19.600. Es decir, al igual que a nivel nacional, en la provincia casi la mitad de las personas que componen hogares unifamiliares son mayores de 65 años. No obstante, este grupo ha cedido el primer puesto a los palentinos que aún no han alcanzado esa edad y residen solos en su hogar (10.300), por lo que la situación ha cambiado con respecto a 2017, cuando la proporción era de 10.500 frente a 9.000.


En cualquier caso, hay que tener en cuenta que la esperanza de vida va en aumento, por lo que cada vez somos más viejos y estamos más solos. Una realidad que afecta en mayor medida a las mujeres. Según los datos del estudio, en España hay 1.465.600 mujeres mayores de 65 años viviendo solas, un 71,9% del total de este grupo, mientras que en Palencia son 6.550 (70%), frente a los 2.750 hombres que viven en la misma situación (30%).


A la hora de analizar el informe hay que tener en cuenta también que una parte muy importante de la población palentina se reparte por los pequeños municipios de la provincia. De hecho, más de la mitad de los habitantes viven fuera de la capital. Es decir, muchas de las personas que viven en soledad lo hacen en el medio rural. Este hecho pone de relieve otro de los grandes problemas de la España Vaciada, donde sus habitantes son más proclives a sufrir la soledad sentida que no se busca, sino que aparece sin querer y de la que es más difícil salir.


Ese sentimiento que también afecta a los habitantes del medio urbano, pero en diferente medida, una de las grandes epidemias del siglo XXI, según los psicólogos, que apuntan que el silencio lleva a quienes lo padecen a sentir angustia, ansiedad e inseguridad; agrava enfermedades crónicas y ayuda a perpetuar patologías como la hipertensión, el colesterol o la diabetes. 


Las previsiones apuntan a que en unos 15 años, uno de cada cuatro españoles tendrá 65 años o más. Es decir, serán más de 12 millones las personas que estén en esas edades frente a las alrededor de nueve que hay ahora. Dentro de 50, la cifra se elevará a cerca de 15 millones. Para entonces, casi siete millones de personas habrán cumplido o superado los 80, una cifra que duplica los casi tres actuales. Esa es la proyección del INE y, según estos datos, el número de personas que viven solas aumentará hasta alcanzar los 5,8 millones en 15 años. 


Estos pronósticos muestran la evolución que seguiría la población en caso de mantenerse las tendencias demográficas actuales, que se realizan en base a tres variables: la fecundidad, la mortalidad y la migración. En este sentido, y según los cálculos del INE, el número de habitantes ascenderá hasta los 49 millones de personas, 2,4 más que ahora.


Esto será debido a la inmigración, que compensará el saldo vegetativo negativo, dado que en estos próximos tres lustros, seguirá habiendo más muertes que nacimientos. De hecho, se calcula que podrían fallecer en este periodo más de 6,5 millones de personas, casi un 15% más que en los 15 años previos. Las cifras dibujan, por tanto, un país con poco niños, con más personas viviendo solas y más envejecido. 


Con respecto a los hogares unipersonales y los formados por dos miembros, estos son los que más crecerán en los próximos tres lustros. El INE no especifica el sexo de quienes habitan esas viviendas, ni la relación que los une. Sin embargo, la cifra es significativa.