Reencuentro con sus "héroes"

SPC
-
Redji Claude, el niño haitiano salvado sano y salvo por los bomberos de Castilla y León en el terremoto de Haití en 2010 visita la Comunidad una década después de renacer. - Foto: Ical

El niño haitiano salvado sano y salvo por los bomberos de Castilla y León en el terremoto de Haití en 2010 visita la Comunidad una década después de renacer

“Son mis héroes. Mi madre es enfermera y yo quiero ser doctor para ayudar a la gente, como Óscar hizo conmigo”. El niño haitiano Redji Claude, hoy con 12 años, sólo tenía dos cuando se salvó del terremoto que en enero de 2010 asoló su país. El destino, el esfuerzo y estar en el momento adecuado y en el lugar oportuno contribuyeron a que su vida se cruzara eternamente con la de uno de los bomberos del Gebocyl, Óscar Vega, que gracias a la solidaridad de todo un pueblo, representado en el cuerpo desplazado para acometer tareas de rescate, puso en el mapa mundial los valores de una tierra, de Castilla y León. Una imagen que quedó grabada en la retina de los dos protagonistas y dio la vuelta al mundo, pues se realizó tras pasar 52 horas entre los escombros.

Ahora reside en Maryland, en Estados Unidos. Lo hace desde 2012. Su madre, Daphnee, admite que al niño no le ha dado tiempo a constatar las diferencias entre su país de origen y el norteamericano. "¿Qué tal vas en los estudios? “Soy el mejor”, exclama irónicamente en declaraciones recogidas por Ical, en una breve conversación en inglés en el Edificio Promecal, donde acudió de visita tras ser protagonista de la gala del X aniversario de RTVCyL, en uno de los momentos más especiales de la noche donde, por sorpresa, el grupo de bomberos de Castilla y León recibió entre un gran abrazo al joven caribeño.

A pesar de su edad, quizás los momentos duros de su vida le han agilizado la llegada de su madurez, al menos en pensamiento. Lo demuestra tras admitir que se siente bien al “llegar a España”, pero que entiende que hay gente “que tiene otras necesidades”, pues compartió escenario con Marta Casado, gimnasta paralímpica que ayer efectuó un espectáculo digno de medalla olímpica.

Redji repite, en su afán de agradecimiento, que el equipo de bomberos de esta Comunidad que acudió a Haití en enero de 2010 son unos héroes. Más bien: “Son mis héroes”. Y este viaje que le traer estos días a Castilla y León, señala, le ha servido para “repasar todas las cosas que le ayudaron”.

Entre ellas, Turco, uno de los perros de rescate adiestrados por el Gebocyl que viajó junto a su compañero Dopy, un golden retriever, y siete profesionales del Grupo de Especialistas Bomberos de Castilla y León. De ello dio buena muestra la cineasta austriaca afincada en Simancas, Natalie J. Halla, que presentó su segundo documental, ‘Y también Gaelle’, rodado en Haití un año después del terremoto.

Ayer, el auditorio del Centro Cultural Miguel Delibes, en un gran espectáculo producido por RTVCyL, Óscar Vega, presente en el escenario, desconocía que Redji estaba allí, al otro lado del telón. Y cuando entró, todos se fundieron en un recordado abrazo que terminó como empezó, con aplausos, caras de emoción y lágrimas. En inglés, el joven leyó unas frases: “No tengo palabras para explicar lo que siento. Han pasado 10 años, pero desde pequeño, mi madre me ha hablado de vosotros y de lo que hicisteis para salvarme la vida. No hay un solo día que no piense en ello. Ojalá yo pueda hacer algún día algo importante por los demás”.