El consumo doméstico se mantiene en mínimos por persona

-

Aquona destaca la concienciación de los vecinos, que usan de media 155 litros por día, cerca de los nuevos estándares, «sin derrochar este recurso por ser barato»

El consumo doméstico se mantiene en mínimos por persona - Foto: EVA GARRIDO

Las personas consumen más que las industrias en Palencia. Algo más de seis veces, según los datos facilitados por Aquona respecto a 2018 en la ciudad. 
Así, a lo largo de todo el pasado año, se produjeron en la Estación de Tratamiento de Agua Potable (ETAP) de la ciudad 8.255.865 metros cúbicos de agua, de los que 4.490.602 salieron por los grifos de las casas y negocios de los palentinos.
Se trata de una cifra ligeramente inferior a la del año 2017, cuando se consumieron 4.497.057 metros cúbicos a lo largo de todo el ejercicio, pero es superior a la de 2016, cuando el consumo de agua por parte de los particulares tocó fondo en la ciudad, con 4.446.350 metros cúbicos.
Sin embargo, si la comparación se hace teniendo como referencia cada uno de los 78.629 palentinos censados, la cifra, sin ser la más alta de la década, si permite ver una línea ascendente del consumo per cápita, hasta los 156,47 litros por habitante y día o, lo que es lo mismo, una bañera mediana llena hasta el borde. Esta cifra se colocaba en 2007, antes de la crisis, en los 172 litros por habitante al día, para un total de 5.170.532 metros cúbicos a lo largo del año en el conjunto de domicilios de la ciudad.
Para el responsable de Aquona en la ciudad, Javier del Sol, «ese es el mérito real de Palencia, el buen uso que realiza del agua»: La concienciación.
Agua barata. «Esto tiene aún más mérito pues el agua de Palencia es la más barata de todas las capitales de provincia de España y ese bajo precio o agua barata, podría dar lugar al derroche y despilfarro, pero eso no sucede». Algo, advierte, en lo que tienen mucho que ver las campañas de concienciación que se llevan a cabo, especialmente en semanas como la próxima en la que se celebrará el Día Mundial del Agua, pero también el trabajo que se ha realizado durante los pasados veranos, con la sequía en ciernes.
No en vano, Del Sol explica que la tendencia va más allá de reducir  las pérdidas, ya que se trata de consumir menos y por tanto producir menos. «Palencia está en el camino. Hace años se marcaba que  el consumo medio por habitante y día era de unos 250 litros, pero ahora se tiende a señalar la media en 150. Lograr cubrir las necesidades con menos agua. En comparación con otras ciudades de nuestro entorno, consumimos menos por habitante que el resto».  
industrial. En cuanto al consumo industrial, en 2018 truncó también su redespegue, después de la caída progresiva que comenzó en 2007 y que culminó en 2016, pasando de 1.125.046 metros cúbicos a poco más de la mitad, con 668.009 metros cúbicos.
En 2018 se consumieron en las industrias palentinas 707.193 metros cúbicos de agua, por los 741.987 de 2017.

Lea la noticia ampliada en la edición de papel o en kiosko.diariopalentino.es


Según Javier del Sol, a esta situación se ha llegado después del cierre de una industria que utilizaba mucho agua de la red de abastecimiento, como era Nutrexpa (2014), pero también porque «los industriales palentinos han realizado mejoras en sus procesos que han contribuido al ahorro de agua».
No en vano, hay algunas industrias que han solicitado a la CHD permisos para realizar captaciones subterráneas de acuíferos para abastecer sus necesidades de forma autónoma independientemenet de la red de distribución de abastecimiento de la ciudad.