Sólo faltó el gol

Alberto Moreno
-

El Palencia Cristo Atlético mereció más en su viaje a Burgos. El delantero del filial Adrián debutó con el primer equipo

Sólo faltó el gol - Foto: Christian Castrillo

Se trunca la racha de tres triunfos seguidos de los palentinos, que al menos sumaron a domicilio en un último encuentro del año, donde la zaga de los burgaleses no resultó en absoluto inocente. Un punto a domicilio para echar el telón a 2019 con un botín escaso fuera de casa. Los burgaleses plantaron cara en todo momento y mantuvieron incluso sus opciones de lograr el triunfo y dar la sorpresa. La balanza pudo haber caído de cualquiera de las dos partes y es que ambos equipos tuvieron ocasiones para haber desnivelado el marcador. 
Fue en la segunda parte cuando ambos contendientes mostraron su mejor cara. Los primeros 45 minutos fueron sosos y carecieron de ocasiones de verdadero peligro. El paso por los vestuarios vino bien a ambos contendientes y en la reanudación pusieron en aprietos la portería rival. El empate sin goles mantiene a los burgaleses en una cómoda posición en la zona tibia de la tabla clasificatoria. El Palencia Cristo Atlético conserva su meta a cero por tercer encuentro consecutivo, pero ve cómo las cuatro primeras plazas siguen a cierta distancia.
Durante los primeros 45 minutos fueron los locales los que llevaron las riendas del choque. Tuvieron más el balón y se aproximaron con asiduidad a la meta de Miguel. Manzano probó fortuna en el minuto cinco desde fuera del área, pero no encontró portería. Gallo también buscó el primer tanto de falta directa como en jugada individual, aunque con el mismo resultado. El conjunto de Jairo de la Riva quería, pero no encontraba el camino hacia el gol.
Buena disposición defensiva del Palencia Cristo Atlético en estos primeros 45 minutos, donde quizás se echó en falta algo más de ambición cuando el equipo tenía el esférico en su poder, y es que apenas se acercaron los visitantes a los dominios de Lisardo, que vivió un apacible primer acto.
Los primeros compases de la segunda mitad demostraron que algo había cambiado. El Palencia Cristo Atlético había dado un paso adelante en posesión y a la hora de pisar el terreno de juego de los locales, y eso se dejó notar sobre el rectángulo con más llegadas a banda y banda. Así, tras un error de la zaga burgalesa, Edu tuvo la primera gran oportunidad del Cristo, aunque Lisardo le ganó en el mano a mano. Manzano respondió de forma tímida, aunque le mejor ocasión de los locales la protagonizó Guti en el 61. El goleador local remató de cabeza un buen envío de Tomás, pero Miguel, con una gran parada, evitó el primero de la tarde. Conforme fue avanzando el partido la presión palentina aumentó y las contras se convirtieron en el mejor arma de los de casa.
En los últimos minutos, primero Obispo y luego Blanco tuvieron en sus botas la victoria visitante, pero ambos se encontraron con un inspirado Lisardo que salvó los muebles al Bupolsa. En el 90, una escapada de Garcés pudo dar el triunfo a los locales, pero su disparo se marchó desviado y con él las opciones de triunfo de los de casa.
En los últimos minutos debutaba con los morados el delantero del filial  Adrián.
 Pudo ganar el conjunto de La Balastera, pudo perder, y al final selló un empate que le sabe a poco. 2019 comenzó en San Amaro con triunfo por 0-4 y acabó allí con 0-0.