'Santa Bárbara' vende la Fábrica de Armas a la noruega 'Nammo'

Óscar Herrero
-
Santa Bárbara Sistemas comunicó a los trabajadores a finales de noviembre su decisión de traspasar la fábrica a Nammo. - Foto: Óscar Navarro

Defensa. La operación, anunciada ayer, debe recibir el visto bueno del Ministerio de Defensa antes de hacerse efectiva

Todos los activos. La empresa nórdica adquiere la factoría y todos sus activos y pedidos, aunque no los terrenos, propiedad del Estado

Viejos conocidos. La firma armamentística europea es cliente de la factoría palentina, que mantendrá sus 230 empleados

La Fábrica de Armas de Palencia, especializada en la fabricación de municiones, cambia de manos.  La empresa Santa Bárbara Sistemas, subsidiaria de la estadounidense General Dynamics, anunció ayer el un acuerdo con la noruega Nammo por el cual la firma nórdica adquirirá la factoría palentina.

En un comunicado conjunto remitido en la tarde de ayer por las dos multinacionales armamentísticas, se señala que «Nammo asumirá la plantilla actual (230 trabajadores), los activos, las operaciones y las líneas de fabricación de la Fábrica de Palencia», y cuando se habla de activos se entiende como tal  todo el negocio, homologaciones y pedidos adjudicados incluidos, aunque estos estén hasta ahora a nombre de Santa Bárbara Sistemas. 
 
Dicho comunicado subraya que Nammo -participada al 50% por el Estado noruego y que habría sido la interesada en comprar- «tiene la firme intención de mantener y desarrollar las operaciones y negocios en España con destino al mercado nacional y otros mercados de exportación a nivel mundial». 
 
Sin embargo, lo que hay sobre la mesa ahora, y que fue conocido ayer por al plantilla a medida que se incorporaba a su puesto de trabajo, es un preacuerdo, puesto que la adquisición de la fábrica palentina está sujeto a la aprobación del Ministerio de Defensa. Por dos razones: primera, porque el armamentístico es un sector estratégico y, segunda, porque las instalaciones en las que está asentada la producción son propiedad del Ministerio de Defensa  -alquilados por cinco años-, así como algunas líneas de montaje. Desde las empresas entienden que Defensa no prolongará en exceso el plazo para hacer efectiva la autorización de compra-venta.
 
El consejero delegado de Santa Bárbara Sistemas, Carlos Villar, afirmó que la operación «contribuirá a asegurar la estabilidad y futuro de la plantilla de Palencia». No en vano, la nueva propietaria tendrá que mantener las condiciones laborales acordadas con los empleados que, curiosamente, firmaron hace una semana su convenio colectivo para 2012 y 2013. 
 
Además «la adquisición por parte el Grupo Nammo de la Fábrica de Palencia ayudará, asimismo, a asegurar que las capacidades tecnológicas permanecen en manos de una de las empresas más importantes del sector y añade nuevas posibilidades, lo que asegura el apoyo y respuesta a las necesidades del Ministerio de Defensa español, entre otros», explico el responsable de Santa Bárbara.
No es la primera vez que la empresa norteamericana vende una de sus plantas a otra del sector. Ya lo hizo en 2008 con la fábrica de armas de Murcia.
 
Complementarias. Para la firma Nammo, la fábrica palentina no es una desconocida. Nada más lejos de la realidad, puesto que la planta de la plaza Rabí Sem Tob ha recibido varios pedidos de la armamentística noruega, cuyo negocio principal es el desarrollo, fabricación y venta de municiones militares y deportivas. 
 
Un punto del sector en el que encaja perfectamente la Fábrica de Armas palentina, dedicada a la fabricación de pequeños calibres de munición standard, como el 5,56 mm x 45 NATO Ordinario.
 
De hecho, según fuentes consultadas, encaja ahora mismo mejor que en General Dynamics -de ahí el cambio de manos- puesto que la estadounidense está especializada en otros campos armamentísticos y tiene más complicado hacerse con grandes contratos de cartuchería. Además, posee otra factoría especializada en carchuería de pequeño y medio calibre, como es la de Granada, con la que seguirá.  
 
Justo lo contrario que ocurre con Nammo. Porque Palencia no tiene apenas coincidencias con  la nórdica. En este sentido, el presidente y director general de Nammo, Edgar Fossheim, opinó que la Fábrica de Palencia «aporta sinergias para el Grupo Nammo y representa una significativa contribución a las operaciones de la Compañía». 
 
Nammo amplía así su presencia mundial y europea. Actualmente cuenta con 2.000 empleados y con 18 fábricas en ocho naciones: Noruega, Estados Unidos, Alemania, Suecia, Suiza, Finlandia, Austria y Canadá.
 
Es, además, una de las pioneras en el desarrollo de armamento verde, sustituyendo el plomo por acero en los proyectiles. Nammo gestionará Palencia como una entidad propia y centro de beneficios dentro de su grupo y no como una simple factoría. 
 
Según el Boletín Oficial del Estado la fábrica palentina tiene homologación de Defensa para fabricar, entre otros, proyectiles 5,56 mm x 45 NATO Ordinario, 20 mm x 102, VULCAN TP (M-55A2);  o 30 mm x 173 TP-T.