El 70% de muertos en carreteras fue en vías convencionales

SPC
-
El 70% de muertos en carreteras fue en vías convencionales

De los 125 fallecidos del pasado año, tres más que en 2017, 85 lo hicieron en este tipo de infraestructura

Las carreteras convencionales, aquellas vías interurbanas de un solo carril por sentido y sin desdoblar, volvieron a ser el año pasado las más mortales para los conductores de la Comunidad. Siete de cada diez fallecidos en accidente de tráfico en Castilla y León en 2018 perdió la vida en siniestros registrados en vías convencionales. De los 125 fallecidos contabilizados el pasado año, tres más que en 2017, un total de 85 (68 por ciento), lo hicieron en este tipo de infraestructuras, mientras que las autopistas y autovías se cobraron la vida de otros cuarenta.
Estos datos fueron ofrecidos ayer durante el balance de seguridad vial realizado por la delegada del Gobierno en Castilla y León, Virginia Barcones, quién argumentó que rebajar la siniestralidad en las carreteras convencionales es uno de los objetivos que busca el Gobierno con la reducción de la velocidad máxima a 90 kilómetros por hora en este tipo de vías, medida que entrará en vigor el próximo 29 de enero. Precisamente ayer también se conoció que el Ministerio de Fomento gastará alrededor de 440.000 euros en cambiar este mes las señales con límite de velocidad de 100 kilómetros por hora a 90 en todas las carreteras convencionales. A esa cantidad hay que añadir lo que destinarán al cambio de señalización las comunidades autónomas, las diputaciones provinciales y los cabildos insulares, que también son titulares de vías de ese tipo.
Usuarios vulnerables.

La delegada del Gobierno también subrayó el incremento 20,9 por ciento en el último año de los considerados como ‘usuarios vulnerables’ -peatones, ciclistas y conductores de ciclomotores y motocicletas-. Así de las 24 víctimas mortales de 2017, se pasó a las 29. En 2018 perdieron la vida siete peatones, cinco ciclistas y 17 motoristas. En 2011 los usuarios de turismos fallecidos representaban el 65 por ciento, porcentaje que el pasado ejercicio cayó al 57 por ciento. Sin embargo, los ‘usuarios vulnerables’ han pasado del 21 al 23 por ciento.
En el caso de las carreteras convencionales, el 55 por ciento de los accidentes registrados el pasado año se registraron por colisiones y el 39 por ciento por salida de vía. Por otra parte, en las autopistas y autovías que atraviesan la Comunidad, la situación es radicalmente opuesta, ya que el 55 por ciento de los siniestros es por salida de vía y el 38 por ciento por choques.
Por franja de edades, el grupo de mayores de 65 años es el que aglutina el número de víctimas más elevado, con 36, por delante del grupo entre 35 y 44 , que registró un total de 26 fallecidos, según informa Ical.