Denegadas tres reclamaciones por caídas y daños en un coche

Carlos H. Sanz
-
Denegadas tres reclamaciones por caídas y daños en un coche - Foto: [[[[[[[Luis López Araico; Luis López Araico]]]];

El Ayuntamiento insiste en que los tropiezos son evitables si el peatón «presta la debida atención» y sostiene que «no se puede pretender que las aceras carezcan de irregularidades»

Desestimada. Esta es la respuesta que habitualmente reciben los ciudadanos que emprenden un procedimiento de responsabilidad patrimonial contra el Ayuntamiento por los daños sufridos a causa de una caída en la vía pública. Dos ejemplos de ello pasaron ayer por la Junta de Gobierno Local, que aprobó denegar las reclamaciones de dos palentinas por sendos tropiezos ocurridos en noviembre del año pasado.
Fue el día 17 cuando Victoria P.D.  tropezó y cayó al suelo debido al mal estado de una baldosa en la calle de República Argentina. El costalazo la dejó en cama durante tres días y, además, produjo la rotura de sus gafas, daños por los que esta ciudadano reclamó al Ayuntamiento un total de 290 euros.
Diez días después, en un paso de peatones en las inmediaciones de la iglesia de San Marcos, en el barrio de Pan y Guindas, Isabel C.G. también daba con sus huesos en el suelo debido al mal estado del paso de cebra. A consecuencia del golpe, esta palentina asegura que estuvo dos meses imposibilitada y que tuvo que costear de su bolsillo varios viajes en taxi, autobús y tren, de ahí que reclamase una indemnización a la ciudad, aunque sin especificar cantidad alguna. 
Las dos -así como la gran mayoría de las últimas que han pasado por el Ayuntamiento- han recibido la misma respuesta: la desestimación, aunque en el primer caso se acordó dejarla sobre la mesa a la espera de que se amplíen los informes. Desde el servicio de Patrimonio y Contratación se da siempre la misma respuesta:el accidente pudo ser evitado si hubiesen prestado la debida atención.
El Ayuntamiento recurre siempre a la misma jurisprudencia existente para argumentar que «cada vez que una persona pasea o sale a la calle, se sitúa en la posibilidad de sufrir una caída, pero la caída por sí sola no genera responsabilidad en la administración demandada». Y es que, según los tribunales, «no se puede pretender que la superficie de las aceras se encuentre en absoluto alineamiento, totalmente rasante y carente de la más nimia irregularidad». 
A estas dos reclamaciones hay que sumar una tercera que, pese a no tratarse de una caída sino de daños en un vehículo, ha corrido la misma suerte. El pasado 13 de marzo, José B.L.D. enganchó el paragolpes trasero de su vehículo con un aro protector de un contenedor de basura cuando salía del aparcamiento en la calle Virgen de la Esperanza, lo que ocasionó daños por 190,23 euros.
En este caso, la ciudad argumenta que no queda acreditado la relación entre el destrozo del vehículo y funcionamiento del servicio público de recogida de basuras, por lo que el Ayuntamiento no tiene por que indemnizar.

 

Sonia Lalanda (Vox) pide mayor «sensibilidad» y que se tenga en cuenta la edad
La concejala de Vox, Sonia Lalanda, llamó la atención durante la Junta de Gobierno Local sobre que, «según los informes, parece que el Ayuntamiento desestima por sistema todas las reclamaciones sin tener en cuenta las circunstancias en las que se ha podido producir y las circunstancias personales del reclamante, por ejemplo, la edad». Por este motivo, la portavoz del partido ultraliberal propuso al órgano de asesoramiento del alcalde «que este tipo de reclamaciones por accidentes en la vía pública se consideren con mayor sensibilidad».