El trabajo de la FSMR, ejemplo en Europa

DP
-
El trabajo de la FSMR, ejemplo en Europa

La entidad volvió a aportar su experiencia en digitalización en un encuentro que tuvo lugar la semana pasada en la localidad búlgara de Pleven, en el marco del Proyecto CD-ETA

Técnicos de la Fundación Santa María la Real participaron hace unos días en una reunión celebrada en Pleven (Bulgaria), dentro del proyecto CD-ETA, en la que la entidad aguilarense volvió a aportar su experiencia en digitalización del patrimonio y actuó de nuevo como referente a nivel europeo. 
Y es que el reto de la iniciativa es fomentar políticas que mejoren el acceso a la información que tiene que ver con el patrimonio cultural y natural europeo, así como establecer criterios comunes que contribuyan a una mejor comprensión de los contenidos. Un campo que la FMSR conoce muy bien gracias, sobre todo, al proceso de digitalización que llevó a cabo hace años para volcar los testimonios recopilados durante la elaboración de la Enciclopedia del Románico en la Península Ibérica en la plataforma www.romanicodigital.com.
"La reunión de Pleven sirvió para poner en común y dar a conocer los distintos planes de acción que cada socio implementará en sus regiones de influencia durante los próximos tres años, hasta 2021. Así, por ejemplo, desde la Fundación, que lidera el grupo de acción de Castilla y León, se dieron a conocer algunos de los aspectos del IV Plan de Intervención en el Patrimonio Documental de la región que, además, fue el eje de una de las últimas reuniones celebradas en la sede de la entidad en Valladolid dentro del proyecto", apuntan desde la institución norteña.
El encuentro de Bulgaria sirvió también para analizar buenas prácticas y compartir conocimientos en el ámbito de la digitalización del patrimonio cultural. Así, por ejemplo, la Mancomunitat de la Ribera Alta MANRA, el otro socio español de CD-ETA, ha adquirido una nueva visión de la digitalización del patrimonio, su importancia y relevancia en oportunidades culturales, históricas y económicas. De este modo, han creado un departamento específico dedicado a este ámbito, para lo que se han inspirado en la experiencia y estructura de la Fundación Santa María la Real.
Desde la puesta en marcha del proyecto, en abril de 2016, se han realizado tres talleres interregionales y cinco seminarios temáticos, cuyos resultados se verán reflejados en los planes de acción de cada socio. A partir de ahora, se inicia la segunda fase del proyecto orientada a lograr la ejecución y puesta en marcha de los planes.