scorecardresearch

Montaña y deporte

Jesús Hoyos
-

Buen conocedor del norte, el profesor Marcelo Cortés disfruta de la naturaleza, rutas y senderos. Amante de la vida rural, que comparte con familia y amigos, comenta con 'DP' sus diez lugares favoritos

Marcelo Cortés en el pico El Fraile, uno de sus lugares favoritos. - Foto: DP

PASIONES Enamorado del deporte, le encanta practicarlo, especialmente en la Montaña Palentina. Persona familiar, disfruta de su pueblo en compañía de sus hijos, a los que les intenta inculcar su pasión por la naturaleza y la vida rural. Otros de sus placeres son viajar y juntarse con sus amigos de siempre.

TRAYECTORIA Graduado en Ciencias Empresariales y Administración de Empresas por la UVa, también tiene un máster en Formación del profesorado. Con experiencia en hostelería y banca, actualmente es profesor de formación profesional.

 

1.Cervera de Pisuerga. «A muchas personas no les sorprenderá que sea el primero de la lista. Allí pasé mis primeros años de la infancia, conservo mucha familia y amigos, y es un lugar cargado de vivencias personales para mí. Hablar de Cervera es hablar de mi casa, de mi gente. Acudo con frecuencia, sobre todo en verano ya que a mis hijos y a mi mujer les encanta disfrutar en las piscinas, pasear por La Bárcena o encontrarnos con amigos en la plaza, por lo que siempre nos apetece ir. No se puede conocer la Montaña Palentina sin visitar primero Cervera de Pisuerga».


2.Sierra del Brezo. «Es una zona privilegiada con multitud de rutas y senderos para todos los niveles. Desde Cantoral de la Peña hasta Guardo, podemos disfrutar en esta maravillosa sierra de sus bosques y fauna, así como de interesantes cumbres como Peña Redonda, El Cueto o el pico El Fraile, desde las cuales se pueden contemplar algunas de las vistas más bonitas de la Montaña Palentina, pero desde donde también se puede observar la inmensidad de la meseta castellana».


3.Aguilar de Campoo. «Una de las localidades más bellas de la provincia. Siempre hay una buena excusa para ir a Aguilar: su historia, patrimonio, cultura, naturaleza o gastronomía hacen que siempre exista un buen motivo para visitarla. Aguilar desborda vida en cada una de sus calles y rincones, siendo un enclave privilegiado para el turismo. Mis amigos de siempre y mis padres viven allí, por lo que aprovecho cualquier oportunidad para escaparme y disfrutar de la villa».


4.Mirador de Piedrasluengas.  «Una de mis rutas favoritas cuando salgo a andar en bici. Desde Cervera hasta el mirador de Piedrasluengas, cruzar La Pernía, desviarme por Estalaya y Castillería, subir hasta la Abadía de Lebanza… pero, sobre todo, disfrutar del paisaje que me va ofreciendo el camino. Hacer ese recorrido mientras practico uno de mis deportes favoritos es una sensación muy placentera. Llegar al mirador a los pies de Peña Labra y hacer un descanso contemplando las maravillosas vistas de los Picos de Europa hace que siempre me apetezca repetir».


5.Las Tuerces. «Creo que ya he perdido la cuenta de las veces que he paseado o he recorrido en bici este entorno, solo o con amigos, siempre es atractivo perderse (por lo menos un rato) entre sus grandes rocas calizas para acabar contemplando las vistas del impresionante cañón de la Horadada. Es uno de los lugares más singulares que tenemos en nuestra provincia y en el que nunca dejas de descubrir nuevos y pintorescos rincones».


6.Pantano de Aguilar. «Como buen aguilarense me gusta subir al pantano. Está muy a mano y es un entorno ideal para realizar cualquier tipo de deporte, tanto fuera como dentro del agua. Pero también para pasear, desconectar o simplemente relajarte contemplando los atardeceres de verano con vistas a la Montaña Palentina. Es un auténtico privilegio poder contar con este espacio a la puerta de casa».


7.Valle de Pineda y pozo Curavacas. «Otro de mis itinerarios favoritos en bici. Recorrer este gran valle y llegar hasta la meta que supone el pozo Curavacas es toda una terapia para el cuerpo y la mente, un auténtico regalo para los sentidos. Contemplar la cara norte del pico Curavacas mientras te refrescas en las tranquilas y cristalinas aguas del pozo es un auténtico baño de vida, una sensación difícil de explicar con palabras».


8.Zona de Cardaño. «Es muy apetecible recorrer la ruta de los pantanos, disfrutando de las maravillosas vistas que ofrece, para llegar a Cardaño de Arriba y desde allí comenzar la ascensión a algunos de los picos más representativos de la provincia como el Espigüete, el pico Murcia o Peña Prieta, pero también a otros entornos como el pozo de las Lomas o la cascada de Mazobre. Es un enclave idóneo para recorrer sus sendas y disfrutar de lo mucho que te ofrece la naturaleza por estos parajes».


9.La Arcadia en Brañosera. «Parece sacado de un cuento. En mitad del bosque te encuentras con estas casetas en los árboles hechas por mi amigo David. Una ruta muy accesible te invita a adentrarte en este mágico lugar. Disfruto mucho viendo cómo mis hijos juegan entre los robles, entrando y saliendo de las casetas. Es un espacio que transmite mucha paz y que es muy agradable visitar en cualquier época del año».


10.Dársena y Canal de Castilla en Palencia. «Es uno de mis lugares favoritos de la capital. Una vía de escape en plena ciudad, ideal para evadirse y desconectar del ruido de la ciudad. Es una suerte poder disponer de este lugar a tan solo unos instantes del centro urbano. Suelo frecuentarlo a menudo para hacer deporte o pasear relajadamente a orillas del Canal de Castilla».