El boom de la segunda mano

Carlos Cuesta (SPC)
-

El volumen de negocio de los productos usados ha alcanzado tal protagonismo que en sectores como el del automóvil las operaciones de ventas superan ya a los vehículos nuevos

El boom de la segunda mano

El negocio de la segunda mano ha funcionado siempre en España, pero, sobre todo, se ha consolidado desde la crisis económica que se inició en 2008 y, según sostienen los economistas, ha venido para quedarse. Si bien es cierto que las cifras de facturación que movían con anterioridad a la recesión no eran nada despreciables, sin embargo, en la última década su expansión ha sido tan importante que, en muchos sectores, se pelea por ganar el liderazgo a los artículos nuevos. Así, 2019, pasará a la historia del automóvil por ser el primero en el que se han producido más ventas de vehículos de ocasión que nuevos, según indica la patronal del sector, Faconauto, que señala que se trata de una tendencia sin precedentes en el país. En concreto, el pasado año se vendieron 1.884.173 coches de ocasión frente a 1.258.260 unidades a estrenar.
Una nueva mentalidad está calando entre los consumidores que con sus compras pretenden, además de cuidar el impacto ambiental y la contaminación, regenerar el sistema y crear más puestos de trabajo y una economía que, a la par que genere riqueza, sea también eficiente y sostenible.
Las generaciones nacidas entre los años 70 y 80 se educaron con unos objetivos vitales que pasaban por tener una familia, estrenar una casa y un coche y disfrutar de vacaciones cada año, frente a los jóvenes actuales que tienen tendencias contrarias, tal vez, por el desencanto que han vivido tras los años de crisis y, quizás también, por una nueva filosofía en sus hábitos de consumo. Las nuevas circunstancias que rodean sus vidas, con una elevada movilidad laboral y muy poca estabilidad salarial han provocado que, por ejemplo, prefieran alquilar una vivienda frente a comprarla o compartir un vehículo u otro tipo de artículos frente a adquirirlos de primera mano.
En esta línea, se ha desarrollado una nueva actividad en la que se potencia la posibilidad de alquilar desde una vivienda, un coche y todo tipo de maquinaria en renting, en la que, tras el uso acordado, también es posible adquirirlos, lo que está potenciado una industria muy potente de artículos de segunda mano en un mercado globalizado que hace uso de las más modernas tecnologías y aplicaciones informáticas para comprar y vender con suma facilidad, sin importar el qué, el cómo, el cuándo y, sobre todo, con unas comparativas de precios tan competitivas que jamás han existido en el comercio tradicional.
Otro de los factores importantes que está desarrollando este segmento de la economía mercantil es que la clase media está perdiendo peso ante los bajos salarios o la elevada presión fiscal y financiera que marcan los Gobiernos de los países más avanzados, lo que se genera la tendencia de que este tipo de trabajadores opten por productos más baratos, aunque no les estrenen ellos.
La segunda mano lo abarca prácticamente todo, desde los sectores más necesarios como la vivienda, el mundo del motor, la ropa, los muebles, la electrónica, informática, los artículos de ocio como los juegos, libros,... hasta alcanzar el segmento del lujo, con relojes, joyas, barcos y deportivos.
Una herramienta desconocida hasta hace unas décadas y que ahora da el máximo protagonismo a esta actividad es internet que, a través de modernas aplicaciones online, pone prácticamente todo a la venta en un mercado globalizado que permite, además, pagar mediante sistemas digitales como paypal o bien utilizando tarjetas de crédito.
En este contexto, el portal Milanuncios registró en 2019 más de seis millones de ofertas del sector del motor, la categoría favorita de los españoles que generó un volumen de negocio de 18,5 millones de euros, a la que siguen los bienes de consumo y el segmento de los servicios, en un mercado en el que la tecnología, la informática, la formación y los libros ocupan posiciones destacadas con 24 millones de anuncios en 2019 en España. 
Por su parte, la compraventa de teléfonos móviles usados registró el año pasado en esta web un total de 300.000 anuncios y superó los 78 millones de euros, liderados por el iPhone con 90.000 impactos, Samsung 78.000 y Huawei más de 35.500.
La informática es otra de las categorías con mayor peso en este mercado de ocasión y, de hecho, los ordenadores sumaron más de 65.500 anuncios y más de 26 millones de euros facturados en 2019.
En cuanto a la compraventa de libros de segunda mano a través de Milanuncios.com, el pasado año superó los nueve millones, siendo uno de los segmentos con mayor desarrollo. Por lo que respecta al sector servicios, el portal digital publicó más de 1,5 millones de impactos siendo los más ofertados los destinados al cuidado personal y las reformas para el hogar.


Sin límites

En definitiva, la segunda mano da para mucho y no tiene límites. La reutilización de productos es una interesante oportunidad de negocio que genera riqueza, empleo y que innova con ideas como la de la empresa b8ta, un minorista de software, que permite a los clientes probar sus productos antes de comprarlos. Ofrecen un modelo llamado Retail as a Service, por el que las marcas pueden registrarse para ofrecer sus productos y administrar y analizar su experiencia en la tienda. b8ta empezó en California en 2015 con una tienda experimental y ya cuentan con una red de 17 establecimientos en EEUU.