Invasores a raya

DP
-

La tercera campaña de control del visón americano en las lagunas de La Nava y Boada termina con la captura de 15 ejemplares, con lo que asciende a 55 el cómputo general. Los trabajos se desarrollan dentro del proyecto LIFE Paludicola

Invasores a raya - Foto: Ángel Ayala

L a Consejería de Fomento y Medio Ambiente y la Fundación Global Nature, socios del proyecto LIFE Paludicola, desarrollaron desde octubre de 2019 a mayo de este año la tercera campaña de control del visón americano en humedales y algunos arroyos de la comarca de Tierra de Campos en Palencia. Estos trampeos permiten disminuir las poblaciones de esta especie exótica invasora, con el objetivo de evitar las depredaciones de aves acuáticas, especialmente sobre los huevos y pollos de las especies reproductoras. Esta medida se enmarca dentro de la Acción C.6 del proyecto, denominada Control del visón americano.
El balance de la tercera campaña de trampeo indica la captura total de 15 ejemplares desde el 21 de octubre de 2019 al 21 de mayo de 2020, fechas de inicio y fin de la campaña 2019-2020. Por humedales, se han capturado doce ejemplares en la Laguna de La Nava y tres en la Laguna de Boada; en este segundo caso, en los arroyos que aportan aguas a la laguna y que constituyen la vía de entrada y de dispersión de esta especie. 
El periodo de trampeo ha finalizado en mayo en La Nava y en febrero en la Laguna de Boada, mientras que en la Laguna de Pedraza no se han realizado muestreos durante la presente temporada.

Estos quince ejemplares se suman a los nueve visones americanos capturados durante la primera campaña 2017-2018 y a los 31 de la segunda campaña 2018-2019; los datos tomados permitirán seguir analizando su abundancia y su impacto sobre las especies acuáticas que habitan estos humedales. Así, el total de visones capturados en las tres campañas asciende a 55 ejemplares.
Cabe explicar que el trampeo es un método que permite determinar con una alta precisión la presencia o ausencia de visones en un área determinada. También es seguro para el animal capturado (si es anestesiado pueden surgir problemas si la operación no es realizada por personal especializado). Además, permite obtener toda una serie de datos muy importantes sobre los propios animales capturados y sobre el hábitat, además de la distribución. 
El trampeo es un método muy selectivo, y es que el tamaño de las trampas y los lugares de colocación de estas hacen que la especie de carnívoro más capturada sea el visón europeo-visón americano.
La expansión de especies invasoras tiene un gran impacto sobre la biodiversidad nativa de los ecosistemas (Simberloff 2001). Un ejemplo de ello son las especies de mamíferos exóticos invasores cuya capacidad competidora y depredadora afecta gravemente a las especies nativas de la zona. Su impacto ecológico puede incluso destruir completamente los ecosistemas originales. Por ello, el estudio, la investigación y la gestión o control de los mamíferos introducidos se han convertido en herramientas imprescindibles para minimizar y, potencialmente, paliar este impacto ecológico.
El visón americano es un mustélido de pequeño tamaño, oriundo de Norteamérica. Se comenzó a criar en cautividad en Canadá y EEUU a finales del siglo XIX para el comercio peletero. En la Península Ibérica se encuentra ampliamente distribuido; en 2014 se estimaba que la población del centro de la Península podía contar con más de 30.000 ejemplares y que ocupaba unos 12.500 km. de ríos en todo el territorio español.