El Barcelona destroza al Zaragoza en el primer asalto

EFE
-

Los hombres de Pesic se imponen a los maños por 101-59 y marca terreno en la semifinal

El Barcelona destroza al Zaragoza en el primer asalto - Foto: Enric Fontcuberta

El Barça firmó un monólogo contra el Zaragoza en el Palau, liderado por los 25 puntos de Kuric, y se llevó el primer partido de las semifinales de la Liga Endesa de forma contundente (101-59).
En seis minutos, el Barcelona se escapó en el marcador y mandó el primer aviso al Zaragoza (13-4). Claver lideraba la anotación azulgrana frente a un conjunto en el que sólo habían visto aro Justiz y Barreiro. Pangos, con cinco puntos seguidos, incrementó las urgencias visitantes (18-6, min.7).
McCalebb intentó colarse en el monólogo del anfitrión, aunque sin romper una hegemonía cada vez más clara. De hecho, el Barça subió la diferencia hasta 15 puntos (24-9, min.9) y cerró el primer periodo por delante (26-14).
El segundo cuarto arrancó con una exhibición de Kuric, que logró nueve puntos seguidos, incluidos dos triples (35-16, min.12). Seibutis respondió también desde el perímetro y Oriola puso la réplica inmediata. El partido era claramente territorio azulgrana.
Heurtel rompió la barrera de los 20 (40-19) y Kuric la amplió justo después (42-19, min.15). El Zaragoza no encontraba la fórmula para frenar la avalancha local, aunque reaccionó cuando peor estaba (46-19). Un 0-5 obligó a Pesic a adaptar mínimamente su pizarra.
En cualquier caso, el ritmo de los de locales no bajó y cerró la primera parte con una ventaja contundente (51-26), que obligaba al Zaragoza a responder con firmeza en la reanudación.
Sin embargo, no hubo pájara del Barcelona tras el descanso. De hecho, los de Pesic parecían más cerca de escaparse de 30 en el marcador que de ceder ventaja. Un parcial de 7-0 de Hanga, Pangos y Singleton convirtió esta sensación en realidad (65-34, min.26).
El recital azulgrana siguió con los triples de Kuric y Smits hasta firmar una distancia sonrojante a falta de 10 minutos para cerrar el primer asalto de la semifinal (75-37).
El último periodo fue un capítulo más del monólogo de los pupilos de Pesic, donde los catalanes superaron los 100 puntos con unas revoluciones altísimas.