El Banco de Alimentos ayuda a 400 familias con la UE

ALBERTO ABASCAL
-

Esta iniciativa europea proporciona cada tres meses a la institución solidaria lo indispensable en favor de las familias necesitadas de la capital y de la provincia

El Banco de Alimentos ayuda a 400 familias - Foto: Juan Mellado

El Fondo de Ayuda Europea para las Personas Más Desfavorecidas (FEAD) financia medidas de los países de la Unión Europea para proporcionar alimentos o asistencia material básica a las personas que más lo necesitan. Dicha asistencia consiste en alimentos, ropa, calzado y otros productos esenciales de uso personal, como jabón o champú y, además, debe ir acompañada de medidas de inclusión social, como orientación y apoyo para sacar a esas personas de la pobreza.
Esta iniciativa europea proporciona cada tres meses al Banco de Alimentos lo indispensable en favor de las familias de la capital y de la provincia que lo están pasando mal, especialmente ahora por culpa de la crisis económica que se ha desatado debido a la pandemia del coronavirus.
La secretaria de la institución, Rosa Ortega Bravo, señaló a Diario Palentino que la última remesa llegada a sus instalaciones del polígono industrial de la capital supone 21.000 kilogramos que servirán para proporcionar alimentos para 388 familias (unos 1.400 usuarios) del conjunto de la provincia. El lote alimentario está compuesto por aceite, legumbres, arroz, conservas, fruta, galletas, carne de magro, batidos de chocolate, pasta o tarritos de carne para niños, entre otros productos. “Es una importante ayuda la que recibimos, pero no es todo porque contamos con colaboradores particulares y empresariales que nos ayudan a completar el diferencial para continuar con el reparto mensual de alimentos entre las familias”, apunta Rosa Ortega Bravo.
¿Y Cómo funciona el FEAD?. La Comisión europea aprueba los programas nacionales en el periodo 2014-2020, (este es el último año) y las autoridades nacionales, basándose en ellos, toman las decisiones que permitirán a las organizaciones asociadas, por lo general no gubernamentales, suministrar la ayuda. En los Fondos de Cohesión ya se utiliza un enfoque similar. Los responsables nacionales pueden encargarse de comprar los alimentos y demás productos y entregarlos a las organizaciones, o bien entregar a estas los fondos para que los compren ellas mismas. Las organizaciones asociadas que compran los alimentos o los productos pueden distribuirlos directamente o contar con la ayuda de otras organizaciones.Las organizaciones asociadas son organismos públicos u organizaciones no gubernamentales seleccionadas por las autoridades nacionales a partir de criterios objetivos y transparentes, establecidos a escala nacional. Desde el punto de vista económico, se asignaron más de 3.800 millones de euros al FEAD para el periodo 2014-2020. Además, los países de la UE deben cofinanciar su programa nacional con un 15% como mínimo.

2.500 palentinos. Por lo demás, el Banco de Alimentos de Palencia sigue atendiendo actualmente, cuando se ha cumplido más de dos meses y medio de la declaración del estado de alarma por la pandemia del coronavirus, a unos 2.500 palentinos, un 56 por ciento más que antes de la promulgación del decreto del Gobierno de la nación, como ya corroboró a comienzos de mayo a Diario Palentino la secretaria de la institución, Rosa Ortega Bravo, quien ha vuelto a reconocer además sentirse preocupada «porque esto -dijo- puede ir a peor. Temo especialmente al otoño porque después de que pase el verano el mercado laboral aún no se habrá recuperado y probablemente los despidos irán a más».
La responsable del Banco de Alimentos de Palencia volvió a recordar que cuando estalló la crisis económica y financiera llegó a atender, en el peor de los escenarios, a unas 1.800 personas y antes del decreto del estado de alarma a unas 1.600, pero las cifras se han disparado y no hay posibilidad de buscar una alternativa laboral para aquellos que han perdido su puesto de trabajo, a diferencia de lo que ocurría entre los años 2008 y 2012, época en la que, al menos, existía la posibilidad de montar un pequeño negocio o existía la movilidad geográfica. 
La portavoz del Banco de Alimentos de Palencia, que cuenta con el apoyo de siete voluntarios para confeccionar los lotes que posteriormente se distribuyen entre los necesitados, pormenorizó que de las 2.500 personas que reciben las ayudas, unas 300 (representan a 60 familias) están localizadas en la provincia y el resto se encuentran ubicadas en la capital. Todos los beneficiarios son supervisados antes por los asistentes sociales, dependientes de los organismos públicos para acreditar la condición de perceptores de las ayudas.