La Diputación gastará 434€ por vecino en 2020

Carlos H. Sanz
-

El PP aprueba en solitario unas cuentas de 69,8 millones de euros «prudentes, realistas e inversoras», pero que desde la oposición se critican por ser «continuistas» y «carentes de ideas innovadoras»

La Diputación gastará 434€ por vecino en 2020 - Foto: Sara Muniosguren

La Diputación aprobó ayer su presupuesto para el próximo año, que recoge un gasto global de 434,4 euros y una inversión de 130,3 euros por cada uno de los 160.699 habitantes de la provincia. La cifra final, 69.812.137 euros, es ligeramente superior respecto a la presentada inicialmente, después de que se hayan incluido dos enmiendas, una para el arreglo de la Casona de Cervera y otra para dotar de masa arbórea el Camino de Santiago, solicitadas por Ciudadanos y Ganemos, respectivamente.
El documento de gastos e ingresos entrará en vigor el 1 de enero, cumpliendo así con uno de los objetivos que se había marcado el equipo de Gobierno de Ángeles Armisén, que finalmente solo contó ayer con los votos del Grupo Popular para su aprobación, ya que la oposición se posicionó en contra.
Durante el pleno, quedaron evidenciadas las posturas contrapuestas del Partido Popular y del resto de la Corporación provincial. Si para el equipo de Gobierno de Armisén el presupuesto es «prudente desde el punto de vista financiero»; «realista porque tiene en cuenta los ingresos probables en un escenario de incertidumbre»; e incluye «partidas inversoras, innovadoras para de lucha contra la despoblación», para la oposición es «más de lo mismo», un «copia y pega» que «carece de ideas innovadoras» y que perpetúa «el marketing político». 
«Prudente». La diputada de Hacienda, María José de la Fuente, defendió los incrementos en los capítulos de gasto relativos al personal (4,4%), los corrientes y en servicios (6,64%) o cómo los ajustes en los compromisos financieros permitirán liberar 739.538 euros para otros fines. «La deuda viva de la institución pasará de 23,5 millones en 2015 a 14,9 este año, lo que representa un 24,73% sobre los recursos corrientes, cuando el límite a partir del cual se prohíbe contratar nuevos créditos es del 110%», explicó.
Esta buena salud financiera es la que, según De la Fuente, permitirá incidir en «la atención a las personas, especialmente, a los colectivos más vulnerables; la mejora de las infraestructuras provinciales y municipales; el apoyo a la gestión municipal; y el fomento del empleo y el desarrollo socioeconómico de la provincia».
Así, recordó que cerca del 30% de su presupuesto en inversión va a infraestructuras, otro 30% a servicios sociales, un 23% a fomento del empleo y desarrollo socioeconómico y casi el 8% al apoyo a la gestión municipal. «Cuatro áreas que suman el 90% del gasto total, mientras que el resto se reparte a la administración, funcionamiento y gobierno de la institución (6%) y a a amortizar deuda (4%)», detalló.
Números que se materializan, según enumeró, en el incremento de la ayuda a domicilio, nuevos programas de abastecimiento y saneamiento, la apuesta por la eficiencia energética y el fomento del empleo o el desarrollo de la iniciativa cultural Campos de Renacimiento.
Asimismo, la diputada puso el acento en la consolidación de la administración electrónica y, sobre todo, en la elaboración de un plan director de telecomunicaciones, una medida que fue muy criticada por todos los grupos de la oposición.
«continuista». Y es que, en contra de la opinión del equipo de Gobierno, para la oposición este presupuesto es «continuista» y carece de inversiones de calado. Así de claro lo dejó el portavoz del PSOE, Miguel Ángel Blanco, para quien es «una prórroga». «Siguen haciendo lo mismo ante los mismos problemas», criticó.
Para los socialistas, el problema de las cuentas no es tanto a qué sí o a qué no se destina el dinero -que también-, como «el sistema de paternalismo» y «marketing político» que sirve de base para armar las cuentas. «Fraccionan las inversiones y diluyen su influencia positiva», sostuvo Blanco, que también abogó por «sentarse a valorar la incidencia que tienen en el medio rural las asociaciones para no incurrir en duplicidades».
El portavoz del PSOE fue crítico también con la consignación presupuestaria de algunas partidas, por ejemplo, la gestión de las ruinas, «dotada con 50.000 euros que se agotarían en una intervención»; la reducción de la inversión en depuración de agua; o la congelación de la partida de emprendimiento rural y del área de cultura. Y denunció carencias como  planes de reforestación, profesionalización de los bomberos y lucha contra la despoblación.
Para el PSOE, las inversiones reales suman apenas el 16% del presupuesto, un dato que confirma a los socialistas que la provincia seguirá «a la cola de turismo, de población, de generación de oportunidades y de empleo, y de todos y cada uno de los factores que puedan ayudar a impulsar un verdadero cambio en Palencia».
ciudadanos y ganemos. Ciudadanos también ahondó en esa crítica a la falta de «imaginación» de la propuesta del PP, y criticó aspectos como que el aumento del 11% de las remuneraciones del equipo de Gobierno salga directamente «de la reducción de la asistencia a municipios». 
«Cada vez más, la Diputación es la casa del PP y menos la de nuestros pueblos», sostuvo su portavoz, Jorge Llanos, que alarmó sobre « la reducción del dinero que debe llegar a los pueblos a poco menos del 20%». Llanos preguntó al equipo de Gobierno del PP «dónde están las medidas para afrontar el reto demográfico», y cargó contra unas cuentas «técnicamente conservadoras y prudentes» pero «políticamente, un desastre». 
El déficit en el mantenimiento de los barcos del Canal y de la plaza de toros -que propuso ceder al Ayuntamiento- o que de los casi 70 millones, más de 41 de vayan en personal fueron otras críticas de Ciudadanos a las cuentas de la institución provincial, que solo se felicitó por el aumento de 6.000 euros en la partida para la Casona de Cervera. «Hemos tenido que perder la Alcaldía para conseguirlo», aseveró de forma irónica. 
Desde Ganemos, su portavoz, Eduardo Hermida, habló de «un copia y pega», y señaló que de las 1.550 partidas presupuestarias, 654 no sufren cambios y solo 87 son nuevas.  «Solo algo más de un 5% del presupuesto es novedoso en una provincia en la que perdemos 1.000 habitantes al año, donde se cierran colegios, donde perdemos servicios sanitarios constantemente. Hace falta luchar de una forma más comprometida y eficaz por la provincia y no mantenernos en el mismo continuismo de siempre», criticó.
El diputado lamentó que el equipo de Gobierno haya descartado propuestas como la creación de carriles-bici, la concesión de una ayuda a Reinoso para crear una biblioteca o para la limpieza de las riberas para zonas de ocio y deporte.
Y, una vez más, incidió en que el 0,86% del presupuesto se destina al Obispado. «Damos muchos dinero de los impuestos de los palentinos a una institución que no los paga», recalcó.
marcado por la economía. La presidenta de la Diputación, Ángeles Armisén, finalizó el debate del pleno recalcando que el presupuesto de 2020 «viene seriamente marcado por la situación económica y financiera», y que, por lo tanto, se ha querido «aplicar el principio de prudencia y el de no endeudamiento». 
«No nos vamos a endeudar porque no queremos las consecuencias de aquellas políticas expansivas de endeudamiento que aplicaron sin control otros para generar inversión y desarrollo y que hicieron que España creciera en desempleo y deuda, y que bajara en su PIB», aseveró Armisén en una crítica velada al PSOE.
Para el equipo de Gobierno de la Diputación, la principal clave de sus presupuestos es «la mejor gestión de los recursos» de forma que sirvan como «palanca de desarrollo» de los territorios. En este sentido, puso como ejemplo iniciativas como Campos del Renacimiento y defendió el apoyo económico a los recursos patrimoniales del Obispado para el desarrollo turístico. Respecto a la lucha contra la despoblación, insistió: «No hay varitas mágicas y necesitamos el apoyo de todos».

 

100.000 euros   para un plan de telecomunicaciones

Una de las medidas más importantes del presupuesto de 2020 es la inversión de 100.000 euros en la redacción de un plan director de telecomunicaciones, «que defina la situación inicial para llegar a dar cobertura al 100% de los núcleos urbanos de la provincia en materia de telecomunicaciones: Internet, banda ancha, telefonía móvil y TDT», especificó María José de la Fuente, diputada responsable de Hacienda.
Para el equipo de Gobierno, será «una herramienta imprescindible para solicitar fondos europeos» con los que invertir en un despliegue que, tal y como dejó claro la presidenta, Ángeles Armisén, «la Diputación no puede acometer en solitario». «Este nuevo estudio hará una exhaustiva labor de campo en los 459 núcleos de la provincia, donde hay que realizar mediciones y cobertura de todos los canales de TDT, niveles de cobertura de todas las compañías de telefonía móvil y situación de banda ancha», especificó De la Fuente. 
Sin embargo, para la oposición es «sumamente escaso» y «llega tarde y mal», tal y como coincidieron en criticar Ganemos y Ciudadanos. «No es un plan serio de extensión de redes. Vamos tarde y es muy probable que muchos pueblos no lleguen a tener la cobertura», añadió Miguel Ángel Blanco, que recordó que la conexión digital es «el último tren» para muchas localidades, y criticó que el peso de esta medida apenas sea del 0,14% del presupuesto.

 

Unanimidad contra la violencia de género y diferencias sobre el modelo educativo
PP, PSOE, Cs y Ganemos aprobaron por unanimidad una declaración institucional en la que la Diputación ratifica su lucha por «acabar con la lacra de la violencia de género, que nos avergüenza como sociedad y que atenta contra la dignidad, la vida y la integridad de muchas mujeres». Por otra parte, el PP sacó adelante con sus votos y los de Cs una moción en la que apelaba a respetar y defender el derecho a la educación y la libertad de enseñanza, mediante un desarrollo armónico de ambos derechos. PSOE y Ganemos se posicionaron en defensa de la escuela pública en un animado debate.