Piden 4.800 millones para la transición del carbón

SPC
-

El organismo reclama a los Estados miembros una partida que facilite el trasvase hacia un modelo energético verde en las regiones y comarcas mineras

Dos mineros conversan a la salida del pozo Casares en Tremor de Arriba (León). - Foto: Ical

El Comité Europeo de las Regiones  reclamó ayer a la UniónEuropea una partida de 4.800 millones de euros dentro del futuro presupuesto comunitario para potenciar la transición energética de las regiones dependientes del carbón. Una decisión que el organismo aprobó con el objetivo de facilitar el trasvase hacia un modelo energético verde en regiones de toda Europa, y que enEspaña tendrían como destinatarios a Castilla y León, Aragón, Asturias, Castilla La Mancha o País Vasco.
De esta forma, el Comité de las Regiones apoyó también la subida del límite permitido de ayudas públicas para los proyectos relacionados con la transición energética en las regiones económicamente dependientes del carbón. El dictamen que contiene estas dos propuestas se votó en la Comisión de Medio Ambiente del Comité de las Regiones, que se reunió ayer en Bucarest, en el marco de la presidencia rumana de la Unión Europea que termina este mes, y debe ser refrendado en la sesión plenaria que este órgano consultivo de la Unión celebrará en octubre.
Dos millones de empleos

«La transición hacia una energía limpia ha creado ya dos millones de puestos de trabajo en Europa», dijo el miembro de la Asamblea Regional de Lodzkie (Polonia) Witold Stepien, al presentar la propuesta en la reunión, que tuvo lugar en la primera jornada de la conferencia «Ejecutando la transición energética a nivel local». «Debemos aprovechar al máximo este potencial reforzando los recursos financieros y humanos para que las ciudades y las regiones sigan liderando la descarbonización de Europa», agregó el político del PP europeo.
En su intervención, Stepien recordó que «hay actualmente 41 regiones mineras en doce países de la UE» donde el sector del carbón «proporciona aproximadamente 240.000 puestos de trabajo directos». El dirigente polaco pidió «que se preste un apoyo adecuado para garantizar la seguridad del suministro» en las zonas en las que se lleva a cabo la transición.
Más inversión

El documento aprobado por elComité también pide redoblar la inversión en esas zonas «para mitigar los aspectos sociales y económicos negativos» de este cambio de modelo, según informa Efe. En este sentido, el dictamen adoptado en Bucarest apostó por aprovechar la «tradición» en materia energética e innovación que llevó a desarrollar la industria del carbón en estas regiones para que contribuyan a desarrollar nuevas energías limpias.
La propuesta presentada ayer apuesta asimismo por ofrecer formación a los trabajadores de industrias como la del carbón para que puedan reciclarse y participar activamente en el desarrollo de nuevas energías.