La región lidera la dotación de médicos en Atención Primaria

SPC
-
Consultorio local en un municipio de Castilla y León. - Foto: Ical

La tasa de facultativos es superior en la Comunidad a la media nacional con 331 por cada 100.000 habitantes

Castilla y León lidera, junto con Extremadura, la dotación de médicos especialistas en Atención Primaria, que incluye Medicina Familiar y Comunitaria y Pediatría, puesto que presenta una tasa de 130,7 facultativos por cada 100.000 habitantes, frente a una media nacional de 96,89. No obstante, presenta la plantilla de estos profesionales más envejecida, ya que un 73,9 por ciento tiene 50 o más años.

Así se desprende del estudio ‘Estimación de la oferta y demanda de médicos especialistas. España 2018-2030’, elaborado por la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria para el Ministerio de Sanidad, al que tuvo acceso Ical. El informe señala que los especialistas de Atención Primaria -3.169 facultativos- representan el 39,5 por ciento del conjunto del sistema de salud de Castilla y León, mientras que ese porcentaje es del 31 por ciento en España.

Asimismo, la Atención Especializada de la Comunidad cuenta con 4.587 efectivos, de los que el 53,3 por ciento son mujeres. Además, suponen seis de cada diez (60,5 por ciento). En esta área, Castilla y León presenta una menor dotación de facultativos que el conjunto del país, con 200,3 especialistas por cada 100.000 habitantes, frente a una tasa nacional de 215,62. Además, prácticamente la mitad, el 49,9 por ciento, tienen 50 o más años.

En ese sentido, el estudio refleja el envejecimiento de la plantilla de médicos de Atención Primaria y Especializada de Castilla y León. En concreto, el 59,4 por ciento de los 8.026 médicos de Castilla y León tiene al menos 50 y más años, lo que supone el porcentaje más elevado del país. Lo mismo ocurre en el grupo de sanitarios con 60 y más años, puesto que en la autonomía son el 25,7 por ciento, frente al 20,5 por ciento de media en España.

Con todo, sin embargo, Castilla y León presenta actualmente la ratio de facultativos por cada 100.000 habitantes de 331,12, frente a los 312,52 del Sistema Nacional de Salud, que cuenta al cierre de enero con 138.797 médicos. Menor diferencias existen en la proporción de mujeres entre los médicos. Así, mientras en la Comunidad representan el 55,8 por ciento, en todo el país este porcentaje es ligeramente inferior, del 55,5 por ciento.

Otro de los aspectos destacados del estudio es distribución de efectivos entre Primaria y hospitalaria. En el caso de Castilla y León, el 39,5 por ciento de los especialistas -médicos de familia y pediatras- trabajan en Atención Primaria, mientras que en el país ese porcentaje es del 31 por ciento, nuevo puntos menor.

De igual modo, los facultativos de cabecera, sin contar los pediatras, son el 36 por ciento en la Comunidad, frente al 27 de media en todo el país. Respecto a la Pediatría, otra de las especialidades en las que Castilla y León se ha enfrentado a dificultades para contratar facultativos, la ratio por cada 100.0000 habitantes es de 150, frente a los 140 de media en el país. Además, son más los dedicados a la Atención Primaria que a la especializada en la Comunidad.

Déficit

A partir del déficit actual (2018), que estima en el 2,9 por ciento, el modelo planteado en el informe predice que en 2020 será superior al cinco por ciento (límite considerado de equilibrio estructural). Además, señala que los desequilibrios entre oferta y demanda de especialistas se agravarán en los próximos años para posteriormente, a partir de 2025, estabilizarse y mantenerse en un déficit cercano al 12 por ciento entre 2025 y 2030.

De esta forma, apunta que la ratio de médicos especialistas por 10.000 habitantes caerá un 5,4 por ciento, pasando de 409,8 en 2018 a 387,5 en 2030.